PEDIR CITA
nueva área de ginecología estética y funcional

Descubre nuestra nueva área de ginecología estética y funcional


Desde Cliniem siempre estamos buscando ofreceros lo mejor de lo mejor, por ello, nos complace anunciaros que disponemos de una nueva área de cirugía. Os presentamos nuestra nueva área de ginecología estética y funcional.

La cirugía no siempre está enfocada a un fin estético, por ello hemos querido dedicar un espacio concreto y especializado en la mejora de la zona íntima femenina.

La ginecología estética es una especialidad relativamente nueva que está siendo cada vez más demandada por las mujeres y es un servicio que no todos los profesionales médicos pueden ofrecer con la cualificación necesaria para conseguir unos resultados óptimos. 

¿En qué consiste la ginecología estética y funcional?

La ginecología estética utiliza los principios de la medicina estética, regenerativa y antienvejecimiento para poder tratar aspectos tanto estéticos como funcionales de los genitales femeninos. 

A lo largo de la vida de la mujer su zona íntima puede sufrir muchos cambios, provocados por el embarazo, parto y puerperio así como los derivados del paso a la menopausia. El conjunto de síntomas provocados por la menopausia se denomina síndrome genitourinario de la menopausia e incluye alguno de estos:

Sequedad vaginal.

Incontinencia urinaria.

Ardor y picazón.

Cambios en el flujo.

Pérdida de elasticidad vaginal.

Dolor durante las relaciones sexuales.

Distensión de los tejidos de la vulva y la vagina.

En nuestra nueva área de ginecología estética contamos con distintas alternativas y equipos y productos que están avalados científicamente para ser utilizados en los genitales.

La finalidad que se persigue es la bioestimulación, es decir, conseguir que el cuerpo produzca colágeno para lograr la regeneración de los tejidos a nivel urogenital. El colágeno es una proteína que se encarga de dar estructura, firmeza y elasticidad a la piel y mantiene la salud de tus músculos, ligamentos, tendones y articulaciones, siendo un elemento esencial para nuestro organismo.

A día de hoy, las principales fuentes de estimulación son las siguientes:

  • Térmica: consiste en generar un efecto térmico, mediante un láser y/o radiofrecuencia, que favorece la modificación de la estructura del suelo pélvico.
  • Bioquímica: se busca mejorar la hidratación, elasticidad y el flujo sanguíneo mediante inyecciones de plasma rico en plaquetas o ácido hialurónico en la vulva o vagina.
  • Acústica: no cuenta con estudios de seguridad y efectividad en el tracto urogenital y se realiza con fuentes de ultrasonido focalizado de alta intensidad.
  • Mecánica: se ha demostrado que es efectivo en casos de incontinencia urinaria leve y para la recuperación del suelo pélvico tras el parto o procedimientos quirúrgicos. Se estimula la musculatura del suelo pélvico con campos magnéticos.

¿Qué cirugías pueden realizarse en la zona íntima femenina?

Desde nuestra área de ginecología estética también ofrecemos a las pacientes distintas intervenciones quirúrgicas para corregir la apariencia de los genitales e, incluso, disminuir el diámetro vaginal.

Los tratamientos más comunes son los siguientes:

Labioplastia de labios menores 

Esta intervención se lleva a cabo cuando hay un exceso de tejido en los labios menores o en el clítoris, el cual puede causar molestias en el día a día de la paciente con el uso de ropa interior y de baño, ropa ajustada o en la realización de actividades deportivas como pueden ser el spinning o la equitación. También puede generar incomodidad en las relaciones sexuales, tanto por dolor como por inseguridad causada por la apariencia de los genitales.

El procedimiento es sencillo, se remueve el exceso de piel hasta que los labios tengan un tamaño que permita que los labios mayores los protejan.

Labioplastia de labios mayores 

En ocasiones, tras una pérdida significativa de peso, los labios mayores quedan “vacíos” por la pérdida de grasa generalizada. En este caso, los labios mayores se moldean hasta que se consigue una forma funcional.

En cambio, también puede darse el caso de que los labios mayores tengan una acumulación de grasa excesiva, en cuyo caso primero se debe reducir la cantidad de tejido adiposo sobrante para después dar la forma deseada a los labios.

Vaginoplastia

El objetivo de esta cirugía es conseguir un rejuvenecimiento vaginal corrigiendo la laxitud de los tejidos del canal vaginal y recuperando la tonicidad y capacidad de contracción de los músculos vaginales.

Esta intervención está dirigida a mujeres que desean corregir episiotomías realizadas en los partos y a aquellas que sufren un ensanchamiento del canal de la vagina fruto de la edad, menopausia o haber pasado por varios partos en su vida.

La vaginoplastia consiste en cerrar los músculos situados alrededor de la vagina, que están distendidos, los cuales se encargan de dar fuerza a las paredes vaginales. Además, también se consigue una mejora de la elasticidad y el control de la vulva.

Aumento de volumen de los labios mayores

Esta es otra de las técnicas de ginecoestética más demandadas y no es de extrañar, ya que en un breve espacio de tiempo se consiguen los resultados deseados por la paciente.

Con el paso de los años, algunas mujeres pierden parte del tejido graso de los labios mayores dando la sensación de estar “vacíos”. Además del problema que puede ocasionar el aspecto estético, al haber perdido su volumen los labios mayores ya no cumplen su funcionalidad de proteger la vagina.

En este caso, el tratamiento sería rellenar los labios bien con ácido hialurónico o mediante lipofilling, que consiste en inyectar grasa de la paciente en la zona elegida.

¿Estás interesada en algún tratamiento de la zona íntima? ¿Tienes dudas o preguntas que no hemos resuelto? Pide tu cita de valoración en Cliniem con nuestro equipo médico especializado para que resuelvan todas las cuestiones que tengas sobre la ginecología estética y funcional.