PEDIR CITA
Mitos sobre la celulitis en Cliniem

Mitos sobre la celulitis

En algún momento a lo largo de su vida la mayoría de las mujeres tienen celulitis; la temida piel de naranja puede estar causada por acumulación de grasa, agua y toxinas, aunque también puede estar relacionada con una mala circulación sanguínea e incluso por genética heredada.

Al ser un asunto que suele preocupar bastante se hace necesario saber distinguir entre lo que conocemos como piel de naranja, que puede tener distintas causas, y los “hoyuelos” que aparecen con mayor frecuencia en los glúteos.

Hoy venimos a hablaros de los mitos sobre la celulitis: causas, tratamientos… Y veremos si son o no ciertos.

8 mitos falsos y 1 verdadero sobre la celulitis

Para saber elegir qué medidas de prevención y eliminación de la celulitis se adaptan mejor al caso personal de cada persona hay que conocer bien a qué nos enfrentamos, por ello vamos a desechar algunas ideas falsas sobre esta alteración en la piel:

  1. La celulitis es solo exceso de grasa localizada.

Esta idea está ampliamente extendida y se enfoca en que la grasa corporal es un factor muy relevante para que aparezca celulitis en la piel. Sin embargo, la celulitis es un desorden funcional y estético producido por acumulación de grasas, líquidos y toxinas; es más, que haya celulitis no implica un exceso de tejido graso, sino que este se encuentra alterado.

  1. Es un problema solo de mujeres.

Es cierto que la celulitis la sufren sobre todo las mujeres, pero hay un porcentaje de hombres que también pueden presentar piel de naranja en la zona del abdomen, la cintura y las piernas.

  1. La celulitis aparece con la edad.

No hay una edad determinada para su aparición, de hecho pueden aparecer los primeros síntomas desde el momento en que comienza el desarrollo corporal, en la pubertad, cuando aumentan los niveles de estrógenos.

  1. Las cremas anticelulíticas ¿sirven para algo?

Obviamente aplicar una crema y esperar que elimine la celulitis por completo, sin acompañarlo de una dieta equilibrada y un estilo de vida activo y saludable, no sirve de mucho. Sin embargo, en combinación de una alimentación adecuada, practicar algún deporte, ingerir una cantidad razonable de agua al día y algún tratamiento estético pueden mejorar la apariencia de la piel, pero nunca eliminarán la celulitis por sí mismas

  1. La pérdida de peso lleva asociada la eliminación de celulitis.

Este es otro de esos mitos que no tienen ningún fundamento científico, ya que al adelgazar lo que se reduce es el contorno, pero la celulitis se sitúa en las capas altas de la dermis por lo que seguirá estando ahí aún habiendo bajado una talla. Hay que enfocar el problema tratando de mejorar la circulación para perder peso y reducir celulitis, no solo en cómo adelgazar.

Estos son 8 mitos sobre la celulitis. 
  1. Si hay celulitis hay un problema de retención de líquidos.

En este caso depende del tipo de celulitis, ya que puede ser de tipo edematoso y la retención de líquidos juega un papel importante agravando el problema; sin embargo, también puede tratarse de una celulitis fibrosa causada por una contracción anómala del tejido conectivo que mantiene la piel tersa.

Aunque ambas darán ese aspecto de piel de naranja u hoyuelos, el tratamiento a seguir es muy diferente.

  1. Beber mucha agua ayuda a eliminar la celulitis.

Este mito va en relación al anterior, ya que si el tipo de celulitis que tenemos es de tipo edematoso beber una cantidad de agua  muy elevada al día puede favorecer la hinchazón, que se sature el sistema linfático y que este no consiga drenar lo suficiente. El resultado es que ese aspecto acolchado sea aún más evidente.

En cambio, aplicar agua fría en la ducha sobre las piernas ayudará a activar la circulación.

  1. La ropa no influye en su aparición.

Aunque nos encante cómo nos sientan esos vaqueros skinny la ropa demasiado ajustada puede favorecer la visibilidad de estrías y celulitis ya que impiden que el organismo elimine correctamente las toxinas sobrantes, además de dificultar una buena circulación sanguínea.

  1. Es posible eliminarla de forma definitiva.

Desgraciadamente, hoy en día no es posible eliminar para siempre la odiada piel de naranja, pero sí que podemos mantener ciertos hábitos saludables como practicar deporte, llevar una dieta sana y equilibrada que nos ayuden a suavizar y reducir su presencia de forma que sea casi imperceptible.

Es importante no desistir, ya que aunque no desaparezca del todo sí que podemos mejorar mucho su apariencia y conseguir que el problema no vaya a más siempre que logremos mantener esa pequeña disciplina.

Además, en función del tipo de celulitis que se presente en nuestra piel puede recurrirse a diversos tratamientosenfocados a su reducción y casi eliminación, siempre en combinación de esos hábitos saludables.

Y hasta aquí los mitos sobre la celulitis o piel de naranja. Si quieres saber más sobre cómo tratar la celulitis, desde Cliniem te invitamos a visitarnos para que nuestros profesionales médicos analicen el tipo de celulitis que presenta la piel y así poder recomendar el mejor tratamiento a seguir.