PEDIR CITA
Tipos de cirugía mamaria en Cliniem

¿Qué cirugía mamaria necesito?

La mamoplastia u operación de mamas es una de las intervenciones quirúrgicas de cirugía mamaria más demandadas por las mujeres que desean conseguir una mejor imagen de su figura o corregir alguna patología de sus senos.

De todas ellas, la más conocida por todos es la mamoplastia de aumento mediante la colocación de prótesis mamarias; en la mayoría de los casos es para conseguir un busto más generoso, aunque también hay pacientes que desean corregir una ausencia de pecho, ya sea por su anatomía natural o bien por haber sufrido una mastectomía.

Si estás valorando realizarte una cirugía mamaría y no sabes cuál es la que mejor se adapta a tu caso quédate en este artículo, ya que nuestro equipo médico nos ha detallado las clases de intervenciones que se realizan.

Tipos de cirugía mamaria

Aumento de pecho

Como ya hemos comentado, los motivos más habituales por los que las mujeres se realizan una mamoplastia de aumento es para mejorar su aspecto físico, ganar confianza y autoestima o conseguir una figura más proporcionada.

En la consulta, el cirujano especialista realiza un análisis estético de la mama para poder ofrecer unos resultados realistas; se acuerda el volumen y diseño de las prótesis a colocar, así como la posición de las incisiones. No se dejará de lado la simetría de ambos senos, para conseguir el resultado más satisfactorio para la paciente.

Mastopexia o elevación de mama

A lo largo de los años, el pecho va perdiendo su elevación natural debido a embarazos, cambios hormonales o de peso o la simple gravedad. Para corregir este efecto se recurre a la mastopexia o elevación mamaria. Con esta cirugía se busca elevar el pecho y devolverlo a su posición natural, consiguiendo el aspecto propio de un busto joven y firme.

¿Cómo saber si esta cirugía plástica de mamas es la adecuada? Bien, una de las formas de saber si el pecho tiene una caída (ptosis mamaria) suficiente para necesitar de una mastopexia es que la areola del pezón se encuentre a una distancia superior a los 21 centímetros de la zona en la que se unen nuestras clavículas, lo que se conoce como horquilla esternal.

Otra de las maneras de medir el grado de ptosis mamaria sería en función de la situación de la areola-pezón respecto al surco submamario, siendo más leve la caída cuanto más alejado del surco se encuentren los pezones.

En la cirugía de levantamiento de senos también puede incluirse la colocación de prótesis mamarias, para aquellos casos en los que el pecho no solo presente una caída sino que se encuentre “vacío”, algo común después de haber sido madre o tras una pérdida de peso importante.

Hay diferentes tipos de cirugía mamaria. El equipo médico te ayudará a elegir entre uno u otro. 

Reducción de mama

Cómo saber si un pecho es demasiado grande no debe medirse únicamente por el tamaño en sí de los senos, sino por las posibles patologías o molestias que puede causar un tamaño excesivo de los pechos.

Aunque no hay una causa exacta que explique el porqué de las hipertrofias mamarias, se ha podido comprobar que el volumen de una mama hipertrófica se debe a un aumento del tejido fibroso y la grasa, así como la obesidad.

Algunos de los síntomas asociados a esta patología son los dolores de espalda y cuello, infecciones por cándida en el surco submamario y la maceración de la piel, fruto del roce del pecho.

Existen distintas técnicas para llevar a cabo una mamoplastia reductora, las cuales se ajustan a cada paciente según su caso específico, aunque todas persiguen el mismo objetivo: mejorar el bienestar físico de la paciente reduciendo o  eliminando la sintomatología que ha llevado a decidirse por una intervención de este tipo. 

Los principales aspectos que se tratarán con la reducción de pecho serán reducir el exceso de tejido mamario, corregir las posibles ptosis mamarias y mejorar el tamaño de la areola de los pezones.

¿Existe otro tipo de técnicas de cirugía mamaria? 

Estos son algunos de los casos comunes a tratar con cirugía plástica de mamas, pero no son los únicos. A continuación hablaremos de otro tipo de patología del pecho que se pueden tratar con cirugía:

  1. Asimetrías de la mama

Es habitual presentar asimetrías en los senos, de hecho ninguna persona es simétrica al 100%, pero hay casos en los que el tamaño de las mamas es muy diferente entre sí provocando una alteración física importante. Esta asimetría puede deberse a una extirpación de tejido mamario, una reconstrucción de pecho, malformaciones congénitas… Para mejorar la armonía entre las mamas se puede llevar a cabo una reducción en uno de los pechos o realizar un aumento en una de las mamas.

  1. Mamas tuberosas

Las mamas tuberosas o tubulares son una anomalía que se presenta en la base de la mama, que impide que el pecho se desarrolle de manera normal y le obliga a crecer por la zona de la areola lo cual les da ese aspecto tubular. Para este tipo de patología, lo mejor es consultar a un cirujano especializado que resuelva todas las dudas y explique a la paciente la mejor manera de proceder según su caso.

  1. Alteraciones en el complejo areola-pezón (CAP)

El complejo areola-pezón es el punto de máxima proyección de la mama, por lo que su forma y situación pueden dar un aspecto u otro al conjunto de la mama y por ello tiene una gran importancia estética en el pecho. Existen diversas cirugías asociadas al CAP, que van desde la extirpación de pezones o CAP supernumerarios, reducción del tamaño de la areola o del pezón en sí mismo o la corrección del pezón invertido o retraído.

Esperamos haber resuelto las dudas en relación a algunos de los tipos de cirugías de mama que pueden interesaros según vuestro caso, pero, como siempre, lo mejor que se puede hacer es consultar con nuestro equipo médico que valorará todas las posibilidades para que consigáis vuestro objetivo.