PEDIR CITA
Para qué sirven los Hilos Espiculados en Clínicas Cliniem

Para qué sirven los Hilos Espiculados

Aparentar que los años no pasan por nosotras es uno de nuestros grandes propósitos y sentirnos bellas y jóvenes es la única manera de conseguir este reto tan deseado.

Hoy en día, la medicina estética y sus grandes innovaciones nos muestra cómo han evolucionado a lo largo de todo este tiempo.

Cada vez son más las técnicas que evitan el paso por el quirófano y con las que alcanzar, con mayor facilidad, nuestra mejor versión. 

Como alternativa al lifting facial encontramos un método de poca invasión: los hilos espiculados.

Conozcamos todos los detalles sobre este tratamiento tan demandado y considerémosle una de las mejores opciones con las que hacer frente a los primeros signos de la vejez. Descubre junto a nuestro equipo médico para qué sirven los hilos espiculados. 

Para qué sirven los hilos espiculados

Los hilos espiculados son un sistema que ha sido creado para combatir la flacidez facial sin necesidad de recurrir a la cirugía y suelen utilizarse, sobre todo, a modo de prevención contra el envejecimiento. Están fabricados con un material altamente seguro denominado polidioxanona

Es un tratamiento mínimamente invasivo y se encarga de favorecer la interconexión de las células. Está diseñado para ser utilizado como medio de unión a través del que potenciar la producción de fibras elásticas. Esto ofrece una gran mejoría en los niveles de elastina y colágeno, provocando una reducción tanto de la flacidez en el rostro como de los signos de expresión facial.

Cómo se colocan los hilos tensores espiculados

Los hilos tensores espiculados son un procedimiento que destaca por ser totalmente indoloro. Se aplica anestesia local, por lo que el paciente podrá notar una ligera presión o, incluso, tracción, pero nunca dolor. 

Para saber el número de hilos que necesita cada paciente se tendrá que examinar en qué estado se encuentran los tejidos musculares y cuál es la cantidad de arrugas que tiene el rostro, así como su profundidad. 

Los hilos se introducen bajo la dermis a través de una fina cánula, por lo que no se realiza ningún tipo de incisión y no existirán cicatrices que rompan con nuestra belleza estética. 

En qué zonas se ponen los hilos espiculados

Los hilos espiculados son muy efectivos cuando el envejecimiento y la pérdida de elasticidad son severas. Son aptos para colocar en cualquier zona del rostro, entre ellos recalcamos: 

Las patas de gallo, también conocidas como contorno exterior de los ojos

La frente.

El espacio existente entre las cejas, para ayudar a levantar las cejas y eliminar ciertas arrugas en esa zona.

Los pómulos, especialmente la zona superior de las mejillas

La barbilla, el surco marioneta y el mentón

Papada

Arrugas del cuello

Surcos nasogenianos

En definitiva, los hilos espiculados tienen multitud de utilidades con las que mejorar todas las zonas mencionadas.

Cuánto dura el efecto de los hilos espiculados

Una de las grandes ventajas de los hilos espiculados es que su perdurabilidad es mucho más duradera que la de otras técnicas.  Pueden llegar a mantener su espectacular efecto de 18 a 24 meses.

A pesar de que los resultados son inmediatos, el paciente notará grandes y efectivos resultados pasados los dos primeros meses de la realización del tratamiento.

Diferencia entre hilos tensores espiculados e hilos tensores

Los hilos espiculados no son la única opción con la que rejuvenecer nuestro rostro. Existen otras variantes como los hilos reabsorbibles, multifilamentos, monofilamentos o, también hilos permanentes.

La diferencia entre los espiculados y el resto está basada en su duración, en el material y en la forma de aplicación que tienen. Pero lo que marca la diferencia entre los espiculados y el resto de tipos es la estructura

Los hilos espiculados están compuestos por espículas, unos pequeños salientes localizados alrededor de su extensión. Las espículas proporcionan un anclaje mayor con el que tensar la piel con mayor efectividad y, gracias a su mayor diámetro, se colocan con gran facilidad.

De esta manera, se ofrece un efecto lifting igual al que se consigue con el lifting facial pero con un efecto mucho más natural.

Beneficios de los hilos espiculados

A pesar de que ya hemos comentado algunos de los grandes beneficios que nos aportan estos hilos con espículas, merecen ser recopilados y listados:

Al ser un tratamiento mínimamente invasivo, los riesgos que puede sufrir un paciente son menores.

La rapidez en el tratamiento no requiere hospitalización.

La anestesia es local, lo que facilita la sensación que deja el tratamiento una vez aplicado.

Siendo un tratamiento no quirúrgico, el paciente no tendrá que realizar ningún post-operatorio ni proceso de recuperación.

Libre de cualquier tipo de cicatriz, ya que no se realiza ninguna incisión.

A pesar de que los resultados son similares a los acabados del lifting facial, estos hilos permiten que el efecto sea mucho más natural.

Las opiniones de nuestros pacientes sobre los hilos tensores son siempre positivas. Es una manera idónea de quitarse unos años de encima sin necesidad de recurrir a otras técnicas de mayor invasión.