PEDIR CITA
Qué es el melasma - Cliniem

¿Qué es el melasma?

¿A quién no le preocupan las manchas que aparecen en el rostro? Las manchas en la piel generan un impacto negativoya que hacen que se pierda la armonía y la homogeneidad de la piel.

Cuando aparecen manchas por exceso de pigmento se trata de una hiperpigmentación debido a una hiperproducción de melanina en la piel que da lugar a léntigos o a melasma. Ahora bien, a qué llamamos exactamente melasma. 

Melasma, ¿qué es? 

El melasma es una forma de hiperpigmentación que generalmente aparece en zonas de la cara tales como las mejillas, dorso de la nariz, la frente y el labio superior y, en ocasiones, en otras partes del cuerpo que se exponen al sol, como los antebrazos.

Se puede diferenciar entre tres tipos de melasma:

Melasma epidérmico: aquel que afecta a la capa más superior de la piel y que genera manchas de color marrón con bordes bien definidos.

Melasma dérmico: este afecta a la piel en su nivel más profundo de la dermis y las manchas tienden al azul grisáceo.

Melasma mixto: es una combinación de los anteriores, presenta un pigmento pardo grisáceo y es el más difícil de tratar.

¿Por qué se produce el melasma?

Por lo general, el melasma es un problema más frecuente en mujeres, asociado a las hormonas femeninas, el estrógeno o la progesterona, por eso es habitual que mujeres embarazadas o mujeres bajo terapia hormonal puedan generar este tipo de manchas.

Otro de los motivos por los que suele aparecer es debido a la exposición al sol sin utilizar una protección adecuada, sin olvidar que ciertos medicamentos, como los corticoides, reaccionan con los rayos solares pudiendo provocar manchas en el rostro.

Es por ello que las zonas más propensas a presentar melasma dérmico son las que reciben más horas de sol como la cara o el cuello, por ello es tan sumamente importante utilizar una protección solar de factor alto durante todo el año. Aunque sea invierno o esté nublado, los rayos ultravioleta llegan hasta nuestra piel, la cual tiene memoria y graba todos los daños a los que la exponemos a diario.

Existen diferentes tipos de melasma. 

¿Cómo se quita el melasma?

Lo siguiente que cabe preguntarnos sería si es posible eliminar el melasma, a ser posible de manera permanente, por lo que hemos consultado a nuestro equipo médico experto en dermatología y nos ha hablado de los siguientes tratamientos.

Mesoterapia con ácido Tranexámico.

El ácido tranexámico es un medicamento hidrofílico que inhibe la plasmina y actúa bloqueando la formación de melanina (el pigmento que puede provocar las manchas en la piel) y puede aplicarse de la misma manera que una mesoterapia de vitaminas faciales.

El número de sesiones a realizar vendrá indicado por el médico experto en dermatología, pero lo habitual es realizar alrededor de cuatro o cinco sesiones cada dos semanas. El resultado se ve de manera progresiva, pero la mayoría de pacientes ven mejoría tras la segunda sesión.

Esta novedosa técnica puede combinarse con láser de pigmento en función del caso a tratar; en la misma sesión de mesoterapia se realiza una sesión de láser a baja intensidad optimizando así los resultados.

Hay que tener en cuenta, que el melasma es una patología crónica y que cabe la posibilidad de que la mancha vuelva a aparecer si no se cuida la piel debidamente. En ese caso, se puede volver a realizar el tratamiento.

Láser de pigmento.

El láser es el método más elegido a la hora de tratar las manchas en la piel debido a su efectividad y seguridad.

En tan solo una o dos sesiones se pueden eliminar las manchas producidas por el sol en rostro, escote y manos.

Antes del tratamiento, el dermatólogo realizará un estudio de las manchas para poder diferenciar lesiones benignas de aquellas con características malignas, las cuales nunca se deben tratar con láser.

Peeling químico.

El peeling químico es un procedimiento en el que se aplica una solución química en la piel con el objetivo de eliminar las capas superiores de la misma y que son las que presentan daños. La piel que surge después de realizar este tratamiento es más nueva, suave y joven.

Puede realizarse a diferentes profundidades en función del caso a tratar y los resultados deseados por el paciente, para ello se utilizan soluciones químicas diferentes. Los peelings químicos profundos consiguen mejores resultados, pero implican mayores tiempos de recuperación de la piel.

Es un tipo de tratamiento muy efectivo y no entraña peligro, el procedimiento consiste en aplicar las sustancias exfoliantes, esperar el tiempo necesario y retirarlas. Tras el tratamiento la piel sufrirá un enrojecimiento y un pelado, no siempre será visible.

Es posible que una sola sesión no sea suficiente, el médico especialista valorará el número de sesiones necesarias para conseguir un resultado satisfactorio para el paciente.

Si estás buscando una solución para el melasma lo mejor que puedes hacer es consultar con un equipo médico especializado y en Cliniem contamos con grandes dermatólogos que pueden asesorarte debidamente según tu caso concreto.