PEDIR CITA
preguntas sobre otoplastia en Cliniem

10 preguntas frecuentes sobre la otoplastia

¿Consideras que tus orejas son demasiado grandes o que están muy separadas de la cabeza? Quizás creas que son muy llamativas y prefieres esconderlas entre tu pelo, en el caso de ser mujer o que lleves el pelo largo siendo hombre.

En ocasiones, el tamaño y forma de nuestras orejas nos trae de cabeza, pero tenemos a nuestro alcance una cirugía muy sencilla y de rapidísima recuperación que puede corregir esos defectos: la otoplastia.

Hoy venimos a hablaros de esta intervención que pone fin a muchas inseguridades en mujeres y hombres y para ello vamos a responder 10 de las preguntas más frecuentes sobre la otoplastia.

Respondemos a las 10 preguntas más frecuentes sobre la otoplastia.

¿Qué es la otoplastia?

La otoplastia es un tipo de especialidad en la cirugía estética que se encarga de corregir imperfecciones en las orejas tales como reducir su tamaño o eliminar una separación excesiva de la cabeza, lo que se conoce como orejas de soplillo o en asa.

Se trata de una cirugía muy sencilla y se realiza sobre el pabellón externo auditivo, es decir, sobre las propias orejas.

¿Cómo es la primera consulta con el cirujano?

En la consulta con el cirujano este revisará el historial médico del paciente y realizará todas las preguntas necesarias para poder constatar que la cirugía es segura: toma de medicamentos habituales, patologías, otras cirugías anteriores o si ha tenido infecciones de oído.

Se llevará a cabo un análisis físico para decidir las mejores opciones de tratamiento y diseñar un plan quirúrgico en el que se determinen ubicación, forma y tamaño adecuados según el caso particular de cada paciente. Lo habitual es que se tomen fotografías previas en esta primera consulta.

En este momento también se discuten con el paciente las expectativas sobre el resultado deseado y se explican todos los detalles y posibles riesgos de la cirugía.

¿Cuánto dura la cirugía? ¿Qué anestesia se utiliza?

Como ya hemos explicado al principio, se trata de una cirugía sencilla que puede abarcar unas 2 horas aproximadamente y que solo requiere de anestesia local, aunque puede realizarse también bajo sedación o anestesia general según el caso concreto de cada paciente.

¿Existe la otoplastia sin cirugía?

Sí que existen técnicas en las que se utilizan hilos u otros dispositivos externos cuya función es doblar el cartílago auricular en la zona superior de la oreja. El resultado es inmediato con un tiempo de recuperación mínimo. Sin embargo, la tasa de recaída es bastante elevada y únicamente mejoran la parte superior de la oreja.

Dado que se trata de una cirugía tan sumamente sencilla y con unos magníficos resultados es preferible realizar la otoplastia.

¿Los niños pueden realizarse esta cirugía y cuándo es el mejor momento?

Los niños pueden sentir aún más inseguridades respecto a sus orejas, pero ellos también pueden someterse a este tipo de cirugía de manera segura. 

Es preferible retrasar la intervención hasta que los pequeños tengan 5 o más años, ya que hasta esa edad es habitual que la oreja crezca de manera rápida haciendo que el resultado final no sea el deseado.

Aunque no existe una norma establecida sobre la edad perfecta, cuando las orejas están exageradamente separadas de la cabeza es recomendable realizar la otoplastia antes de los 6 o 7 años. En caso contrario es preferible esperar a no ser que la forma de la oreja suponga un problema en la relación del niño con su entorno.

Esto no quiere decir que todos los niños con orejas de soplillo tengan que operarse, pero de ser necesario podría hacerse perfectamente.

¿Soy apto para una otoplastia?

Los candidatos perfectos para realizarse esta cirugía serían:

Personas de 5 años en adelante, momento a partir del cual el oído externo alcanza el 90% de su desarrollo.

Con una buena salud general. Ciertas patologías pueden entrañar riesgos o complicaciones afectando el proceso de recuperación de la cirugía.

No fumadores, ya que el consumo de tabaco reduce el flujo de sangre en el área y dificulta la correcta cicatrización.

En general, cualquier persona con orejas prominentes, grandes o con una forma anormal son aptas para realizarse una otoplastia.

¿Qué riesgos entraña una otoplastia?

Como ya hemos comentado al principio, la otoplastia es una cirugía bastante sencilla aunque, como en toda intervención, existen riesgos asociados como una mala reacción a la anestesia, sangrado, infecciones o cambios en la sensación de la piel;  y puede que en algunas ocasiones las cicatrices queden a la vista.

¿Cuáles son los cuidados después de la cirugía?

Tras una otoplastia hay ciertos cuidados a tener en cuenta y así evitar complicaciones.

Los primeros días después de la intervención es necesario tomar una medicación pautada por el cirujano que ayudará con el dolor y evitará infecciones.

En los 2-3 días posteriores a la cirugía, se debe llevar un vendaje para limitar tanto la inflamación como el sangrado. Es primordial no tocarlo ni retirarlo.

Tras esas primeras 48 o 72 horas, en consulta médica se retira el vendaje y se sustituye por una banda elástica de baja compresión. 

El dolor experimentado es moderado y se pasa los primeros días.

¿Cuánto dura la recuperación de la otoplastia?

El proceso de recuperación más habitual tanto en niños como en adultos es de 4 a 6 semanas, aunque cada paciente tiene sus propios tiempos. Sin embargo, una vez se retire la banda protectora empezarás a ver los resultados de la cirugía.

A partir de los 7 u 8 días tras la intervención se puede volver a la vida cotidiana, trabajo y cole incluidos, pero es recomendable limitar la participación en actividades físicas durante al menos un mes.

¿Los resultados son definitivos?

La respuesta es . En cuanto la inflamación desaparece y se retira la banda elástica puedes empezar a vislumbrar los resultados. 

Si bien es cierto que los resultados definitivos se verán más adelante.

Esperamos haber resuelto algunas de las dudas más comunes sobre esta cirugía tan popular, pero si quieres saber más, consulta con nuestro equipo médico especializado en Cliniem.