PEDIR CITA
son definitivos los tatuajes

¿Son los tatuajes definitivos?

Si llevas tatuajes o estás pensando en hacerte alguno seguro que te han dicho la frase más clásica que hay “piénsalo bien, que los tatuajes son para toda la vida”. Pues bien, esto no es así.

Los tatuajes son una manera de expresión de arte, emociones e incluso un complemento más según lo que sienta cada persona en relación a ellos. 

Sin embargo, es cierto que cabe la posibilidad de arrepentirse de alguno de tus tattoos o que, debido al paso del tiempo, se deterioren y pierdan su definición. Gracias a los avances médicos ya no es necesario que tapes ese tatuaje deslucido o que ya no te gusta y puedes eliminarlo definitivamente de tu piel con sesiones láser.

En Cliniem sabemos lo importante que es sentirse bien con uno mismo y si ese tatuaje ya no te hace feliz o su aspecto afea tu piel te podemos ayudar a eliminarlo.

Quédate con nosotros porque hoy venimos a hablar de la eliminación de tatuajes con láser, en qué consiste la técnica, los cuidados que se deben tener con la piel durante el proceso y qué resultados puedes esperar de este tratamiento.

¿Son los tatuajes definitivos? ¿Cómo se borra un tatuaje con láser?

Como ya habrás podido deducir este tratamiento se realiza con un láser especial, en concreto de luz pulsante que se aplica sobre las partículas de tinta durante menos de 1 segundo y, por supuesto, no produce ningún daño en la piel.

Mediante esta técnica se consigue romper las partículas de tinta del tatuaje en otras más pequeñas, las cuales se dispersan en la capa de la piel denominada epidermis. No te preocupes, no se quedan ahí para siempre, se eliminan gradualmente a través del sistema linfático.

Se trata de un procedimiento más molesto que doloroso, por ello se aplica una crema anestésica antes de comenzar la sesión de láser.

Esta técnica es muy eficaz pero que el resultado sea plenamente satisfactorio dependerá de diversos factores:

  • Que el tatuaje lo haya realizado un tatuador profesional o uno aficionado.
  • Con qué técnica se haya realizado, ya que la tinta se encontrará en capas más profundas o superficiales de la piel.
  • La calidad de la tinta utilizada y sus componentes.
  • Los colores del tatuaje. Aunque pueda parecer contradictorio, el color negro es el más sencillo de eliminar y los más complicados serían el verde, el amarillo, el rojo y, atención, el blanco.
  • El tiempo que tenga el tatuaje y su tamaño.

Estos factores establecen la dificultad para la eliminación de tatuajes, aunque lo habitual es que el resultado sea bueno y que no queden cicatrices. Para que esto sea así, seguir las recomendaciones médicas es indispensable.

¿Cómo es el tratamiento láser de eliminación de tatuajes?

Se trata de un láser especial para este fin y, como ya hemos comentado, fragmenta las partículas de tinta en otras más pequeñas que se eliminan progresivamente a través del sistema linfático.

Es una técnica prácticamente indolora y es habitual utilizar una crema anestésica para evitar cualquier mínima molestia que pueda causar el láser, aunque la sensación es parecida al latigazo que se produce al soltar una goma elástica en la piel. También es posible aplicar frío durante la sesión láser para reducir las molestias.

Es importante que tengas en cuenta que el tratamiento de eliminación de tatuajes con láser no consta de una única sesión. Es un proceso largo y cuanto más grande sea el tattoo serán necesarias más sesiones. 

¿Cuántas sesiones son necesarias para eliminar el tatuaje?

Para un tatuaje de 10 por 10 centímetros suelen ser necesarias de 5 a 8 sesiones que duran entre 15 y 30 minutos. 

No obstante, hay que tener en cuenta que entre sesión y sesión hay que dejar transcurrir varias semanas, normalmente 5 o 6, aunque esto depende del caso particular de cada paciente y de cómo vaya el proceso de cicatrización de la piel. 

El procedimiento podría llegar a extenderse algo más de 6 meses en total.

Como ya comentamos, además hay factores que influyen en que sea más o menos fácil eliminar la tinta que ya no queremos llevar en nuestra piel: la profesionalidad del tatuador, los colores… Pero también influye la zona en la que se haya realizado ya que cuanto más gruesa sea la piel más profundamente habrá penetrado el pigmento. 

El color de la piel también se debe tener en cuenta, por norma general las pieles claras responden mejor a los efectos del láser y suelen necesitar menos sesiones.

Recomendaciones para el post tratamiento de la sesión de eliminación de tatuajes

Como resumen, podemos concluir que es un tratamiento completamente seguro para el paciente y no dejará cicatrices siempre que se sigan las indicaciones médicas después de cada sesión:

  • Se recomienda utilizar una pomada antiséptica y antiinflamatoria en los 7-10 días siguientes.
  • Se debe evitar sudar durante 2 semanas, por ello es aconsejable no realizar actividades deportivas ni, por supuesto, exponerse al sol.
  • No utilizar piscinas, saunas o duchas públicas para prevenir posibles infecciones.

¿Tienes un tatuaje que te gustaría eliminar de tu piel? No dudes más y pide una cita en Cliniem, nuestros especialistas valorarán tu caso concreto y responderán a todas las dudas que tengas sobre el procedimiento.