PEDIR CITA
diferencias liposucción y lipo vaser para eliminar grasa corporal

Diferencias entre liposucción y lipo vaser

Estar en un peso adecuado y lucir un cuerpo tonificado son dos de las peticiones más demandadas por la mayor parte de los pacientes de Cliniem.

Todos solemos buscar una versión de nosotros mismos que supere nuestras propias expectativas y, en muchas ocasiones, necesitamos darle un empujón más a la actividad física y a la buena alimentación. 

La cirugía estética corporal se ha convertido en la mejor ayuda en la que apoyarnos para remodelar nuestra figura. Dentro de esta especialidad médica existen dos técnicas esenciales para acabar con esa grasa localizada que tanto nos disgusta: la liposucción tradicional y el Lipo Vaser.

Conozcamos con todo detalle estos dos métodos de eliminación de grasa y qué características son las que crean diferencia entre ambos.

Qué es una liposucción tradicional

La liposucción tradicional es la técnica de eliminación de grasa más conocida y popular hasta el momento. Con este tratamiento estético podemos deshacernos de los cúmulos de grasa localizada en la zona abdominal, en la región glútea, en caderas o, incluso también, en la espalda. Se extraerá de la zona tratada toda esa grasa localizada que ni el ejercicio ni la dieta saludable pueden eliminar.

Es un método de invasión mínima que se realiza haciendo una pequeña incisión y utilizando una cánula, la cual permite extraer toda esa grasa sobrante de una manera muy eficaz. 

Aunque el postoperatorio no durará más de una semana, recordemos que cada persona necesita su tiempo de recuperación. Es muy importante destacar que hay que ser muy cuidadosos tras la operación, ya que la alimentación y unos buenos cuidados saludables serán muy importantes

Qué es un Lipo Vaser

A lo largo de los últimos años, la cirugía estética ha logrado reinventarse para seguir ofreciendo a sus demandantes los mejores resultados. Sus tecnologías innovadoras y sus nuevas técnicas de trabajo aumentan las expectativas de todos los amantes de la cirugía facial y corporal.

Podemos describir al Lipo Vaser, también conocido como lipoescultura asistida por ultrasonidos, como la técnica más revolucionaria para acabar con la grasa localizada. Con este método se puede alcanzar y eliminar la grasa incrustada en los lugares más difíciles de acceder. Es decir, es capaz de extraer la grasa de aquellas zonas a las que la liposucción tradicional no llega.

Este tratamiento mezcla calor y ondas de choque para convertir la grasa existente bajo la piel en una emulsión. Además, también es beneficioso para la piel, ya que ese calor favorece la creación de las fibras de colágeno y de elastina. De esta manera, la dermis puede recuperar su firmeza y estar mucho más tersa.

Qué diferencias existen entre liposucción y Lipo Vaser

Aunque a simple vista pueden parecer tratamientos muy similares, existen ciertas características muy capaces de marcar la diferencia entre ambos.

Zonas corporales a tratar

Con la liposucción tradicional se trata la zona del abdomen, de los glúteos de las caderas y de la espalda. Sin embargo, con el lipovaser, podemos tratar todas las ya mencionadas y, además, otras partes del cuerpo mucho más pequeñas como la papada, la cara interior de brazos y rodillas, flancos y cartucheras internas.

Tiempo de intervención de la cirugía

Por norma general, la liposucción tradicional no dura más de una hora. Y, aunque el Lipo Vaser suele ser muy similar en tiempos, se puede prolongar más de una hora. Aun así, es necesario tener en cuenta que el tiempo de la intervención suele depender bastante tanto de la persona como de las zonas que se van a tratar.

Hospitalización

Haciendo referencia a la hospitalización, el Lipo Vaser sí requiere un pequeño ingreso de 24 horas. Por el contrario, tras una lipoescultura básica podrás volver a casa en el mismo día.

Técnica

La técnica es la mayor diferencia entre ambos procedimientos y, gracias a ella, el lipovaser ha adelantado por la derecha a la lipo tradicional. La cánula sigue siendo el método con el que realizar la liposucción. Mientras que los avances tecnológicos de la lipoescultura asistida con ultrasonidos combinan calor y ondas de choque.

Anestesia

A pesar de que estos dos procedimientos quirúrgicos procuran no dañar el organismo, en ambos se utiliza anestesia general.

Invasión

Como comentado con anterioridad, tanto la liposucción como el lipovaser evitan dañar al cuerpo y sus tejidos naturales. Por ello, se dice que tanto el uno como el otro son procedimientos mínimamente invasivos

Después de conocer cada tratamiento por separado y descubrir cuáles son las diferencias entre ellos ¿sabrías cuál es el más adecuado para ti?

¡No pierdas más el tiempo y acude a Cliniem! Aprovecha la cita de valoración gratuita que ofrecemos y elige, junto a nuestros expertos cirujanos, qué opción es la más adecuada para ti. Gracias al diagnóstico personalizado que prepararemos para ti podremos saber qué es lo que más te conviene.

Estamos seguros de que podremos ayudarte a recuperar tu autoestima y a remodelar tu figura sin perder tu esencia.