PEDIR CITA
Elevación de pecho: con y sin implantes

Elevación de pecho: mastopexia con y sin implantes

A lo largo de la vida de la mujer se van produciendo distintos cambios que afectan al aspecto físico y los senos también pueden verse afectados.

Las mamas envejecen al igual que el resto del cuerpo y ese envejecimiento se incrementa con los cambios ocasionados por las hormonas del embarazo y la menopausia. La pérdida de elasticidad de la piel y la distensibilidad de los ligamentos hacen que el pecho pierda elevación.

Gracias a los avances médicos, esa ptosis mamaria se puede corregir con la cirugía conocida como mastopexia, una intervención que se encarga de elevar el pecho devolviéndole su forma y aspecto juvenil.

Una de las preguntas que más se realizan en consulta sobre la mastopexia es sobre decidir si se incluyen o no implantes mamarios. Este punto se debe valorar en conjunto con nuestro equipo médico y acorde a las preferencias de la paciente.

En este post vamos a hablar sobre el procedimiento de mastopexia y qué opción es la más adecuada ¿con o sin implantes?

¿Cómo saber si necesito una elevación de pecho?

La caída de la mama se denomina ptosis mamaria y se identifica como tal cuando el complejo areola pezón debe se sitúa a más de 21 cm de la horquilla esternal. Existen distintos grados de ptosis mamaria:

Grado I: el CAP se encuentra a nivel del surco submamario.

Grado II: el CAP se encuentra por debajo del surco submamario.

Grado II: el CAP se encuentra por debajo del surco submamario y, además, el pezón está orientado hacia abajo.

La caída de los senos tiende a estar causada por el propio paso del tiempo y los cambios biológicos por los que pasa el cuerpo femenino: embarazos, lactancia, aumentos y pérdidas importantes de peso… Aunque también puede estar relacionado con otros problemas, como sucede con las mamas tuberosas.

La ptosis mamaria puede aparecer también en pacientes jóvenes que tienen una malformación en los senos y que solo se puede corregir con una cirugía. En pacientes adolescentes puede darse el caso de una hipertrofia mamaria virginal, un crecimiento mamario desmesurado y muy rápido. El peso excesivo de la mama puede ocasionar un descolgamiento precoz.

Sin embargo, en ocasiones el complejo areola pezón está en una posición adecuada pero la distancia entre el pezón y el surco submamario está aumentada. En este caso estaríamos hablando de una pseudoptosis o ptosis falsa. La mama tiene un aspecto caído debido a que la glándula mamaria está herniada en su parte inferior, dejando el polo superior vacío. La corrección de las mamas, en este caso, no sería mediante una mastopexia.

Consulta preoperatoria de la elevación de pecho

En la consulta preoperatoria se realiza un exhaustivo análisis estético de la mama y así poder determinar unos objetivos realistas. Se decide el diseño del busto y qué incisiones se realizarán.

También es en este momento en el que se decide si se incluyen o no implantes mamarios junto con la mastopexia.

Antes de la cirugía se realiza un estudio preoperatorio completo con analítica y consulta a Anestesiología según las particularidades de cada paciente.

¿Cómo saber si necesito una mastopexia con o sin implantes?

Las pacientes que deseen un aumento significativo de los senos, además de la elevación de los mismos, obviamente requerirán una mastopexia con implantes ya que es la única manera de conseguir una proyección muy notable.

En cambio, si la prioridad de la paciente es la elevación frente al tamaño del pecho es posible que la inclusión de prótesis mamarias no sea necesaria en la intervención.

Evidentemente esta decisión no depende solo de una cuestión de gusto y para tomar la decisión más acertada sobre si realizar una mastopexia con o sin prótesis es primordial analizar las proporciones del cuerpo y la anatomía de la propia mama para conseguir un resultado armonioso.

Para ello, a la hora de diseñar la intervención se valora la cantidad de tejido mamario existente y la cantidad de piel sobrante que se extirpará así como su calidad. Tras este análisis obtendremos las claves para decidir si será necesario incluir implantes tras la elevación o si el resultado será satisfactorio sin prótesis.

Tipos de mastopexia con o sin implantes

La mastopexia con implantes suele aconsejarse en casos en los que la ptosis mamaria es pronunciada y el tejido glandular es escaso, es decir, el pecho tiene poco volumen o en los casos en que la paciente desee un mayor tamaño de los senos. Igualmente, en los casos en que el tejido mamario es excesivo se asocia una reducción mamaria a la mastopexia y es posible que se necesite colocar implantes para evitar un descolgamiento de los senos.

En cambio, la mastopexia sin implantes se sugerirá a pacientes que tengan las mamas caídas con escaso tejido glandular pero presentan un volumen aceptable y la paciente no desee aumentarlo.

En cualquier caso, el postoperatorio de la mastopexia suele ser muy similar tanto si se realiza con implantes como sin ellos.

Esperamos haber resuelto las dudas que surgen sobre la mastopexia con o sin implantes, pero si aún tienes preguntas sin respuesta pide una cita con nuestro equipo médico especializado en Cliniem, resolverán todas tus dudas.