PEDIR CITA
Retirada Biopolímeros en Cliniem

¿Qué es la retirada de biopolímeros?

Hace unos años, en los que la medicina estética no estaba tan avanzada, se inyectaban a modo de relleno ciertas sustancias que hoy día están en desuso: los biopolímeros.

Los biopolímeros son sustancias sintéticas utilizadas como relleno para aumentar el volumen de distintas partes del cuerpo y que no son aptas para tal fin por los efectos perjudiciales que tienen en el organismo.

Hoy venimos de la mano de nuestro equipo especializado de Cliniem para explicaros más sobre los biopolímeros y cómo extraerlos del cuerpo sin riesgos.

¿Qué son los biopolímeros y de qué están hechos?

Como ya hemos comentado, se trata de ciertas sustancias sintéticas no compatibles con el cuerpo humano y que se inyectan en alguna parte del cuerpo con el fin de aumentar su volumen. Las partes del cuerpo en las que se infiltran pueden ser glúteos, senos, bíceps o labios.

Pueden estar hechos de distintos materiales como la silicona, hidrogel, biogel, metacrilato o agua del gel y pueden ser muy peligrosos para el organismo una vez son inyectados, independientemente de si se trata del rostro u otra parte del cuerpo. 

Problemas causados por biopolímeros

Pueden causar múltiples complicaciones incluso años después de realizarse el tratamiento como dolor crónico, necrosis, aparición de bultos, malas cicatrizaciones e infecciones.

En ciertos casos más graves, este material puede pasar a la sangre llegando a provocar embolismos potencialmente mortales.

La manifestaciones más habituales de estas complicaciones suelen ser:

Infecciones crónicas, con fiebre alta y que requieren tomar antibióticos de manera recurrente.

Dolor crónico.

Endurecimiento, adormecimiento y decoloración de la piel en la zona infiltrada.

¿Cómo actuar si aparecen síntomas de biopolímeros?

En caso de que aparecieran alguno de los síntomas anteriormente explicados, es primordial ponerse en manos de un buen profesional, formado en las técnicas de diagnóstico y tratamiento para extraer los biopolímeros.

Si los síntomas fueran de carácter grave, como dolor en pecho o incapacidad respiratoria se requeriría un tratamiento médico urgente.

¿Qué es la extracción de biopolímeros?

Es una intervención quirúrgica en la que se eliminan esas sustancias sintéticas que se han infiltrado en zonas del cuerpo y se retira el tejido afectado.

En ocasiones no es posible una extracción completa, pero según el caso particular del paciente una extracción parcial puede significar una mejoría significativa.

¿Cómo es la cirugía de retirada de biopolímeros?

El tipo de cirugía a llevar a cabo se decide en función del grado de afectación de los tejidos y de su ubicación; del mismo modo, los resultados dependerán de la cantidad y el tipo de sustancia inyectada, de su consistencia, del grado de deformidad de la zona, del daño de la piel y los tejidos.

Cada caso se estudia de manera particular y pormenorizada y aunque el objetivo principal es retirar la mayor cantidad posible de estas sustancias y dejar la zona afectada lo más natural posible, no se logran extraer en su totalidad ya que los biopolímeros suelen trasladarse a tejidos vecinos.

Este tipo de intervención busca proporcionar alivio de los síntomas inflamatorios y autoinmunes y no tiene ninguna finalidad estética.

La intervención es de carácter sencillo y se realiza bajo anestesia local; la duración es de aproximadamente una hora y no requiere de hospitalización. 

Antes de la cirugía se realiza un estudio preoperatorio completo con analítica, estudio de coagulación y electrocardiograma, así como consulta con Anestesiología en caso de existir patologías previas.

¿Cómo son las cicatrices en la extracción de biopolímeros de los labios?

Todo dependerá de la ubicación exacta de estas sustancias dentro de la anatomía del labio. En algunos casos será posible eliminar los biopolímeros desde el interior del labio y que las cicatrices no queden a la vista.

En otras ocasiones en las que no es posible abordar la cirugía de esta manera, se hará a través de la línea que delimita el labio y lo separa del resto de la piel. La cicatrización suele ser excelente, ya que se trata de una zona de piel fina y muy vascularizada, lo que favorece el proceso de curación.

Postoperatorio de retirada de biopolímeros de los labios

Se aconseja durante los primeros días no comer alimentos que requieran masticar demasiado y es recomendable aplicar frío de manera local para reducir la inflamación, que será más evidente los 3 primeros días tras la cirugía.

Durante el postoperatorio el paciente deberá tomar medicación antibiótica y antiinflamatoria pautada por su cirujano, además de utilizar una pomada bactericida en los labios.

Pasada una semana de la cirugía, se realiza la primera revisión y se retiran los puntos de sutura. A partir de este momento el paciente puede hacer vida normal.

Algunas de las recomendaciones a seguir durante el postoperatorio son:

Evitar los esfuerzos y levantar objetos pesados.

No realizar ejercicio físico hasta pasado un mes, dependiendo de la tolerancia al dolor y la recuperación de cada paciente.

Mantener limpia la zona tratada.

Caminar los días siguientes a la intervención.

Evitar la exposición al sol.

Si estás interesada en saber más sobre este tratamiento no dudes en pedir cita con nuestro equipo médico especializado de Cliniem, nadie mejor que ellos para responder cualquier pregunta que tengas.