PEDIR CITA
Te explicamos las diferencias entre los tipos de prótesis mamarias

Diferencias entre prótesis anatómicas o redondas

A menudo, en consulta se repite la misma duda entre las pacientes que desean realizarse una cirugía de mamas que implique la colocación de implantes mamarios: ¿Qué tipo de prótesis es mejor: redonda o anatómica?

La elección entre un tipo u otro dependerá de varios factores ya que no existe una prótesis que sea mejor para todas las mujeres que se someten a cirugías de aumento de senos u otras cirugías que conlleven una colocación de prótesis.

Ya que esta es una pregunta recurrente en consulta hemos recopilado junto con nuestro equipo médico especializado de Cliniem los detalles más importantes sobre ambos tipos de implantes.

¿Cuáles son las diferencias entre prótesis anatómicas o redondas?

La principal diferencia entre una prótesis redonda y una anatómica es la propia forma de la prótesis. Mientras que los implantes anatómicos simulan la forma natural del pecho, es decir, con mayor volumen en la parte inferior que en la superior y con un desnivel natural de arriba abajo, las prótesis redondas mantienen el mismo volumen en ambos polos.

Como ya habrás podido deducir, las prótesis anatómicas logran una forma de pecho más natural gracias a esa forma de gota o lágrima tan similar a la de la mama. Sin embargo, también pueden conseguirse resultados muy “naturales” con prótesis redondas dependiendo del volumen y la proyección elegida.

Hay tantas posibilidades como prótesis y formas de pecho, por ello es esencial acudir a un cirujano cualificado para, con su ayuda, elegir la mejor opción que se ajuste a tus expectativas.

Ventajas de las prótesis redondas

La colocación de implantes redondos tienen muchas ventajas generales y también según el caso específico de la paciente que elija esta forma de prótesis:

Cuando el efecto deseado es tipo push up este tipo de implantes es perfecto ya que rellenan mucho la parte superior del pecho dando como resultado un escote generoso y voluptuoso.

En el caso poco probable de que los implantes puedan rotarse no pasa nada, ya que tienen el mismo volumen en ambos polos.

Para pacientes que ya tengan un buen tamaño de mama o que no sean muy delgadas, la utilización de este tipo de prótesis puede dar un resultado muy similar al de las anatómicas.

Las pacientes que tengan una distancia larga entre el pezón y el surco, con mucho volumen en la zona inferior del pecho, los implantes redondos rellenarán más el polo superior y darán mejor forma al pecho.

Inconvenientes de los implantes redondos

Del mismo modo que existen ventajas generales y específicas según la paciente, existen algunos inconvenientes para este tipo de prótesis:

Para las pacientes que tengan una caída leve del pecho este tipo de prótesis no es la mejor opción ya que cabe la posibilidad de que el pezón quede mirando hacia abajo.

En pacientes delgadas el resultado puede verse algo menos natural.

En los casos de pacientes con mamas tuberosas o que presenten un polo inferior corto la elección de este tipo de prótesis puede que no sea la más adecuada, ya que quedará muy alto.

Prótesis anatómicas o redondas
Diferencias entre las prótesis anatómicas y redondas.

Ventajas de las prótesis anatómicas

Los implantes anatómicos presentan algunas ventajas frente a los redondos, como por ejemplo:

Este tipo de prótesis dan como resultado una forma natural muy similar a la del pecho y aumentan el volumen del escote de manera más proporcional.

Para las pacientes muy delgadas o que no tengan nada de volumen mamario da como resultado final una forma excelente.

El resultado del polo inferior del seno es muy natural, con una curvatura armónica. Por ello es una muy buena opción para pacientes con mamas tuberosas que tienen poco desarrollada la zona inferior del pecho.

También son una opción perfecta en el caso de pacientes con una ligera caída del pecho que no necesitan mastopexia ya que se consigue que el pezón se eleve un poco de su posición natural.

Inconvenientes de los implantes anatómicos

Las desventajas más comunes de este tipo de prótesis suelen ser las siguientes:

Los implantes anatómicos tienen un tacto ligeramente más firme, aunque esta diferencia solo se percibe en pacientes muy delgadas y sin apenas pecho.

Pese a no ser muy frecuente, existe la posibilidad de que las prótesis se roten. En caso de rotación de los implantes se produciría un cambio en la forma del pecho y podría ser necesario reposicionar la prótesis.

¿Qué tipo de implante de pecho es mejor para mí?

Llegados a este punto, parece que la pregunta más obvia es esta, ¿verdad? ¿Cómo saber qué implante se adapta mejor a mi tipo de cuerpo?

Ya hemos visto distintas ventajas e inconvenientes de ambos tipos de prótesis de los que podría deducirse qué implante es mejor según el caso concreto de cada paciente.

Ni todas las pacientes desean un resultado natural ni se consigue únicamente con las prótesis anatómicas ya que siempre dependerá del caso específico de cada mujer que desea realizarse una cirugía de mama con implante.

Por ello, lo mejor es acudir a un especialista que pueda informarte en consulta de todas las opciones y que pueda aconsejarte sobre cuál es la mejor para ti, así que no lo dudes y pide cita en Cliniem. Nuestro equipo resolverá todas las dudas que tengas sobre tu cirugía de pecho para que consigas el resultado deseado.