PEDIR CITA
Te explicamos los tipos de cirugía de párpados

Tipos de blefaroplastia

Lucir una mirada rejuvenecida permite que nuestro rostro se resista a reflejar los primeros síntomas del envejecimiento.

Sentirnos a gusto con nosotros mismos y con nuestra apariencia física da gran seguridad y, además, favorece la autoestima. Muchos de los pacientes que acuden a Cliniem preguntan por un tratamiento con el que conseguir deshacerse de las bolsas y de las ojeras. Estas pequeñas imperfecciones son dos de los rasgos faciales que más preocupan, ya que acaban distorsionando la mejor versión del rostro.

En muchas ocasiones, el maquillaje y los cientos de productos cosméticos que conocemos pueden servirnos para mejorar estos marcados rasgos. Pero, si estás buscando una solución concluyente, la cirugía facial es la única que puede ofrecer resultados definitivos.

Ya adelantamos en nuestro post “Rejuvenece la mirada con la cirugía de párpados” cuáles eran los beneficios de este tratamiento. Descubramos con detalle qué tipos de blefaroplastia existen y en qué consiste cada uno.

La blefaroplastia y por qué elegirla

La blefaroplastia, más conocida por todos como cirugía de párpados, es una intervención quirúrgica muy demandada en los tiempos que corren. Retirar el exceso de grasa y piel formado alrededor de los ojos es una técnica perfecta para rejuvenecer el rostro. 

Recuperar la elasticidad en esta zona de la cara y remodelar el descolgamiento de la piel de los ojos es la mayor ventaja de esta técnica.

Una mirada envejecida puede añadirnos años de edad, alejándonos de la tan deseada eterna juventud.

Además de eliminar el aspecto cansado de los párpados, la blefaroplastia ayuda a aumentar y mejorar el campo de visión. 

Entre todas sus características destacamos su duración aproximada de 90 minutos, el uso de anestesia general y su hospitalización ambulatoria.

Resultados permanentes, definitivos, amplitud en el campo de visión y un aspecto con mayor elasticidad. ¿Qué más necesitas para poder decidirte? 

Qué tipos de blefaroplastia hay

Una vez decididos a realizarnos una cirugía de párpados solo nos queda conocer qué opción es la más adecuada.

En la cita de valoración gratuita que ofrecemos en Cliniem estaremos encantados de valorar tu caso. Nuestro equipo de expertos en el sector, después de estudiar tu valoración, podrá ayudarte a escoger qué tipo de blefaroplastia es la que necesitas.

Elegir entre blefaroplastia superior, inferior o ambas dependerá de la gravedad de la ojera en sí. Y, aunque el objetivo de las tres blefaroplastias es el mismo, cada persona necesitará decantarse por un procedimiento u otro.

Además, es importante recordar que este tratamiento se puede combinar a la perfección con el tradicional lifting facial.

Estos son los diferentes tipos de blefaroplastia que hay.

Blefaroplastia superior

Dentro de los tres tipos de cirugía de párpados que presentamos la blefaroplastia superior es la más habitual

La mayor parte de los pacientes que presentan un descolgamiento en esta zona suelen tener exceso de grasa y piel en los párpados superiores.

En esta intervención se realizará una incisión sobre el pliegue natural llamado palpebral.

Con esta técnica se conseguirá devolver la vida a la mirada y aumentar la elasticidad y tonicidad del ojo. 

Aunque la recuperación suele depender de cada paciente, las mejoras con este método suelen verse de inmediato. Es un proceso rápido y capaz de ofrecer resultados muy satisfactorios.

Blefaroplastia inferior

La blefaroplastia inferior se suele recomendar cuando el paciente presenta las tan odiadas bolsas. La acumulación de piel y sebo en la zona inferior del ojo hace que nuestra mirada presente síntomas de cansancio.

Con esta intervención se disminuirá la sensación de ojos hundidos y la hinchazón producida en esta zona desaparecerá.

Se eliminará la piel flácida y se reafirmarán los músculos y los tejidos del ojo.

Aunque es un proceso simple, esta técnica requiere un abordaje mucho más individualizado. Con esta intervención podrás lucir un semblante sin bolsas, pliegues o laxitud.

Blefaroplastia superior e inferior

Cuando hablamos de blefaroplastia superior e inferior ya sabemos a qué nos estamos refiriendo. Esta intervención también recibe el nombre de blefaroplastia completa. La mezcla de ambas técnicas da lugar a este tipo de procedimiento de cirugía de párpados.

Este tratamiento está recomendado para todos aquellos pacientes que necesitan remodelar tanto los párpados superiores como los inferiores. Es específico para casos muy severos en los que existe excesivo tejido sobrante en ambas zonas.

Por lo general, se utiliza la técnica transcutánea en la que las incisiones se producen en las líneas naturales de los párpados superiores y, también, justo debajo de las pestañas. Gracias a estas pequeñas incisiones podemos separar la piel y extraer la grasa sobrante.

Esta cirugía de párpados completa asegura que, una vez pasado el tiempo de recuperación, tu mirada estará totalmente rejuvenecida

Aprovecha los grandes conocimientos de los cirujanos que forman el equipo de médicos de Cliniem. Estamos seguros de que los resultados que ofrecemos estarán totalmente alineados con lo que siempre habías deseado. ¡Ya no existirán obstáculos para ser tu mejor versión!