PEDIR CITA
el candidato perfecto para la abdominoplastia

¿Soy un buen candidato para la abdominoplastia?   

A menudo llegan a consulta pacientes con dudas sobre qué tratamiento de cirugía escoger para mejorar su figura y verse y sentirse bien consigo mismos.

Hoy venimos a hablaros sobre la abdominoplastia y qué personas son las más aptas para esta intervención que busca mejorar la apariencia de los músculos y piel abdominales flácidos y estirados.

Hablemos de la abdominoplastia

Esta intervención no busca la pérdida de peso como objetivo final pero es cierto que consigue afinar la figura de una persona que no consigue hacerlo a través de una buena dieta y el deporte.

Durante la cirugía estética de abdomen el cirujano tensa manualmente los músculos de la pared abdominal y los sutura en su lugar; posteriormente, retira la piel flácida y sobrante del abdomen del paciente creando una sección media más firme y plana.

El procedimiento puede abarcar una zona más o menos extensa en función de las características propias del paciente pudiendo distinguir entre miniabdominoplasia o abdominoplastia completa.

Nuestro equipo médico especializado en esta operación estudia caso a caso para poder determinar cuál de las dos opciones resulta más beneficiosa para el paciente.

Es habitual realizar en la misma intervención una liposucción de abdomen y flancos para conseguir unos resultados aún más acentuados en cuanto a la redefinición de la zona abdominal. 

¿Quién es el mejor candidato para la abdominoplastia?

Los mejores candidatos para realizarse una cirugía estética de abdomen serían aquellas personas que, aún estando cerca de su peso ideal, tienen un exceso de piel abdominal y los músculos abdominales débiles por diferentes motivos.

El candidato para la abdominoplastia

  1. Mujeres tras embarazo y/o cesárea

Durante el embarazo la piel del abdomen se estira y los músculos abdominales se separan de manera que la dieta y el ejercicio no son la manera más idónea para ajustar de nuevo la zona del abdomen tras el parto. 

La elasticidad y el tono muscular se deterioran tras los embarazos y la abdominoplastia es la mejor opción para estas mujeres que desean recuperar la figura. Puede complementarse con liposucción, como ya hemos comentado, para eliminar el exceso de grasa.

  1. Personas que han sufrido una pérdida significativa de peso

Tras una gran pérdida de peso se gana en salud pero puede tener efectos estéticos no deseados como la flacidez de la piel y pérdida de tono muscular. Gracias a la abdominoplastia se puede crear un aspecto físico que se corresponda más con el beneficio de haber conseguido el reto de bajar de peso.

Muchos pacientes de cirugía bariátrica se han tratado posteriormente con esta cirugía para eliminar la piel sobrante o la escasa elasticidad.

  1. Candidatos debido al proceso de envejecimiento

Con el paso del tiempo la piel pierde parte de su elasticidad natural y es lógico que los músculos también pierdan su tonicidad progresivamente.

Es habitual que este envejecimiento se refleje de una manera muy evidente en la zona del abdomen y que esta se vea flácida. Este hecho hace que las personas sean más conscientes del paso de los años y se sientan más mayores de lo que son y les afecte negativamente.

Por ello, la abdominoplastia también tiene un efecto rejuvenecedor para este tipo de pacientes ya que la cirugía de abdomen le devuelve ese aspecto más juvenil, firme y sano.

  1. Cuestión de genética

La genética determina en gran medida la forma general del cuerpo y las zonas en las que se acumule el exceso de grasa corporal.

Como ya decíamos, es probable que la persona siga una dieta sana, variada y equilibrada y que practique actividades físicas de manera regular y que aún así su zona abdominal no refleje esos buenos hábitos.

Gracias a la cirugía de abdomen se puede subsanar ese problema estético que puede ser realmente molesto.

¿Cómo saber si soy candidato para la cirugía estética de abdomen?

Y llegamos a la pregunta inicial que da nombre a este post, ¿soy un buen candidato para la abdominoplastia?

Como has podido comprobar hay varios motivos por los que podrías pensar que eres un paciente apto para este tipo de operación y así ver mejorada tu figura.

Sin embargo hay que tener en cuenta otros factores que determinan si eres un candidato para esta intervención:

  • Tener un buen estado de salud general. Antes de la cirugía se somete al paciente a un estudio exhaustivo para determinar si es conveniente o no entrar en quirófano.
  • Que el exceso de peso esté localizado en la zona abdominal y no se trate de un paciente con sobrepeso. Esta cirugía no está indicada en pacientes con obesidad, primero por un motivo de seguridad y segundo por un motivo estético. La abdominoplastia elimina la grasa exterior a la pared abdominal, no la que está dentro.
  • Que la piel del abdomen presente flacidez y caída.
  • Tener unas expectativas reales sobre el resultado de la operación y que se compartan con el cirujano
  • Mantener unos hábitos saludables tras la intervención con una dieta sana y equilibrada y la práctica de deporte de manera regular.

Esperamos haber despejado las dudas en cuanto a la idoneidad de un paciente para la operación de abdominoplastia, pero si aún tienes cuestiones sin responder pide tu cita en Cliniem, nuestro equipo especializado contestará todas las preguntas que tengas sobre este tema.