PEDIR CITA
Diferencias entre abdominoplastia y Liposuccion

Diferencias entre abdominoplastia y liposucción

La cirugía corporal es una de nuestras especialidades médicas preferidas. Hoy en día, lograr alcanzar nuestra mejor versión es posible gracias a ella y a sus cientos de tratamientos.

Entre todos los procedimientos quirúrgicos que la forman hay dos que destacan inevitablemente: la liposucción y la abdominoplastia

Todos somos conscientes de que ambos son los reyes de la remodelación y, aunque puedan parecer similares, no lo son.

Seguramente que si te has planteado mejorar tu silueta, la abdominoplastia y liposucción han estado entre tus principales opciones.

Conozcamos con detalle cuáles son las características que hacen tan especiales a estas técnicas de eliminación de grasa y descubramos cuáles son las diferencias entre ellas.

Qué es la liposucción

La liposucción, también conocida como lipoescultura, es uno de los tratamientos estéticos más demandados. 

Está técnica tiene como objetivo acabar con la grasa acumulada en ciertas zonas del cuerpo como abdomen, glúteos, piernas, espalda y, también, cadera.

En definitiva, moldear la figura eficazmente y retirar el exceso de grasa existente es el objetivo final de esta técnica.

En Cliniem conocemos a la perfección este procedimiento. Somos expertos en definir tu contorno corporal y en proporcionar a tu silueta una mejor apariencia. Nos encargaremos de hacer desaparecer de manera definitiva todos esos lipocitos de grasa. Y, además, contamos con uno de los métodos más novedosos para ello: el Lipo Vaser. Con este procedimiento podremos hacer desaparecer a los depósitos de grasa más complicados del cuerpo.

La tradicional liposucción está caracterizada por ofrecer resultados inmediatos y muy satisfactorios. La duración de la intervención depende de cada persona y de cuántas zonas se traten. La anestesia que se utiliza es general y la hospitalización será, solamente, de 24 horas. 

Te explicamos las diferencias entre la liposucción y la abdominoplastia.

Qué es la abdominoplastia

La abdominoplastia hace referencia, como bien insinúa su nombre, al abdomen. Con esta técnica se extirpa la grasa y la piel sobrante de la zona media y baja del abdomen.

La finalidad que tiene este método es eliminar y reducir el exceso de grasa abdominal. Así, se podrá conseguir un vientre totalmente plano y firme. Además de estos beneficios, con la abdominoplastia podremos reforzar la musculatura del abdomen y estrechar el volumen de nuestra cintura.

Existen dos tipos de intervenciones dentro de este procedimiento quirúrgico:

Abdominoplastia completa, en la que se realiza una larga incisión de una cadera a otra.

Miniabdominoplastia, técnica utilizada en casos en los que la flacidez es moderada. Se realiza una incisión mucho menor que en la abdominoplastia completa.

La duración de este tipo de operaciones quirúrgicas oscila entre 3-4 horas. Se utilizará anestesia general y es necesario una hospitalización de un día.

Una vez que se haya terminado la intervención podrás notar como los resultados son inmediatos y permanentes.

Cuáles son las diferencias entre abdominoplastia y liposucción

Una vez que ya tenemos claro en qué consiste cada tratamiento podemos definir cuáles son las principales diferencias entre ellos.

Zona sobre la que se actúa

La principal diferencia entre ambos tratamientos es la zona que se trata. La liposucción se encarga de tomar acción sobre distintas zonas, entre ellas el abdomen. Sin embargo, la abdominoplastia solamente se realiza en la parte abdominal.

Tiempo de duración de la intervención

Aunque anteriormente hemos comentado que la duración de la liposucción dependerá de cada persona y de las zonas tratadas, normalmente no supera las dos horas. Sin embargo, la abdominoplastia puede llegar a prolongarse de 3 a 4 horas.

Cicatrices

En los dos procedimientos las cicatrices son, a día de hoy, casi imperceptibles. Sí que es cierto que las marcas en la abdominoplastia suelen ser más notables que en la liposucción tradicional o en Lipo Vaser.

Tiempo de recuperación

Tanto la abdominoplastia como la liposucción tienen un proceso de recuperación de una semana. La diferencia es que en la remodelación de abdomen se necesitará un mayor reposo que en la lipoescultura, ya que el dolor será más intenso. 

Precio

En Cliniem ofrecemos la liposucción y la abdominoplastia a unos precios muy similares, siempre dependiendo de cada caso. Por este motivo, te invitamos a que disfrutes de tu cita de valoración gratuita. No existe mejor manera de saber cuál de las dos técnicas es la más adecuada y adaptada a tus gustos y necesidades.

Ambos tratamientos se pueden combinar

Lo bueno es que estos dos procedimientos utilizados para terminar con la grasa se pueden combinar.

Qué comer después de una abdominoplastia y de una liposucción

Ni la abdominoplastia ni la liposucción son técnicas de adelgazamiento. Con esto queremos hacer bastante hincapié en la importancia de los cuidados nutricionales después de estas intervenciones.

Una alimentación en la que reinen las frutas, las verduras, la fibra, el agua y el pescado será lo más adecuado para equilibrar el organismo. Si quieres mantener unos resultados satisfactorios y definitivos deberás evitar los refrescos industriales, los carbohidratos procesados y las comidas grasientas.

Si tienes dudas sobre qué método utilizar para deshacerte del exceso de grasa, estamos seguros de que en Cliniem podremos ayudarte a averiguar cuál es la opción idónea para ti.