PEDIR CITA
tipos de implantes mamarios Cliniem

Implantes mamarios: ¿prótesis redondas o anatómicas?

Como ya hemos visto con anterioridad pueden ser varios los motivos que hagan que una mujer desee aumentar el tamaño de sus senos. El más habitual tiene que ver con conseguir una mejor apariencia física, lo que se traduce en un aumento de la autoestima y confianza en sí mismas. Aunque también puede deberse a querer una silueta más proporcionada.

La cirugía de aumento de senos, o mamoplastia de aumento, es una de las más demandadas en la cirugía estética, siendo un método seguro y con el que se consigue un resultado casi inmediato. Para realizar este procedimiento quirúrgico es necesario un paso previo, elegir los implantes mamarios que más se adecúen a mi figura, necesidades y resultados finales.

Hoy analizamos los tipos de implantes mamarios que existen en el sector de la cirugía estética.

Tipos de implantes mamarios 

Estos son los implantes mamarios que podrás escoger a la hora de realizarte tu cirugía de pecho. 

Prótesis redondas

Este tipo de prótesis tienen una base redonda y el punto de máxima proyección (la zona en la que la glándula mamaria está más alejada de la pared costal y que suele coincidir con la situación del complejo areola-pezón) se encuentra justo en la mitad del implante. 

La característica principal de este tipo de implante es que el volumen se distribuye de manera homogénea, consiguiendo que la forma sea redondeada y uniforme, dando el mismo volumen al pecho tanto en la zona superior como en la inferior. El resultado es un escote exuberante en forma de corazón.

No suelen recomendarse para pacientes con poco pecho, ya que pueden obtener un resultado poco natural, pero son una buena elección en caso de mujeres que tengan grasa en las mamas.

Hay dos tipos de implantes mamarios: anatómicas y redondas.

Prótesis anatómicas

Este modelo de implante puede tener una base redonda u ovalada, pero la proyección es en forma de gota de agua asemejándose más al pecho natural de la mujer, ya que el mayor relleno se consigue en la parte inferior de la mama.

Hoy en día, son el tipo de prótesis más demandado por las pacientes que desean un resultado muy natural y son idóneas a la hora de corregir alguna asimetría o en el caso de mamas tuberosas.

Al imitar a la perfección la apariencia natural de los senos, son una elección perfecta para mujeres que presenten muy poco pecho.

Dudas sobre los implantes mamarios en tu cirugía de pecho 

En la consulta preoperatoria hay varios aspectos a tratar con el cirujano, como por ejemplo:

Tipo de incisión

Hay varios tipos de incisión para acometer la colocación de las prótesis mamarias:

Axilar. Es adecuada en el caso de las prótesis de suero salino y no deja cicatrices en las mamas, aunque sí se verán al elevar los brazos. No es apta para prótesis de silicona y dificulta el diseño del nuevo surco mamario.

Surco submamario. Es la técnica más utilizada en la actualidad, ya que permite que la cicatriz quede oculta con la propia caída natural de la mama así como un adecuado diseño del nuevo surco mamario.

Periareolar. Es habitual recurrir a esta técnica cuando la mamoplastia de aumento va unida a otra cirugía de la mama, como pueda ser una mastopexia o la corrección de una mama tuberosa. La cicatriz se oculta bastante bien en el cambio de la piel de la areola y la del pecho. El punto negativo vendría dado por la complejidad de introducir la prótesis por un diámetro inferior a 3,5 cm.

Ombligo. La menos utilizada actualmente, se realiza mediante endoscopio y solo permite introducir prótesis de suero salino vacíos, los cuales se rellenan una vez están colocados.

Plano donde se coloca la prótesis

Hay cuatro tipos de planos en los que se puede colocar el implante:

Submuscular. La prótesis se coloca bajo el músculo pectoral, el cual oculta la prótesis.

Subfascial. El implante se coloca bajo la fascia del pectoral, quedando completamente separada de la mama.

Subglandular. Se suele elegir este plano en casos de mamas con grosor suficiente como para disimular el implante.

Dual. Es un subtipo del plano submuscular, pero en este caso el músculo solo cubre la parte superior de la prótesis.

Consultas sobre las prótesis a utilizar

Aquí hay también varios puntos a concretar entre paciente y cirujano, el cual ha realizado un análisis estético de la mama y podrá indicar qué sería más conveniente según el caso.

Tamaño de los implantes. La elección del tamaño más adecuado vendrá dada según cada caso particular y será un consenso entre paciente y cirujano. La elección de un tamaño demasiado pequeño puede no cumplir los deseos de la paciente y uno demasiado grande puede distorsionar la armonía de la silueta.

Textura de los implantes. Hay dos tipos: lisos y rugosos. La mayor diferencia entre ellos es la menor probabilidad de desarrollar una contractura capsular en el caso de las prótesis rugosas.

Composición. Se pueden catalogar en dos clases de materiales con los que se fabrican las prótesis. Bien de silicona, que aportan naturalidad a la mama tanto en aspecto como en tacto, o bien de suero salino, los cuales otorgan un aspecto más artificial al pecho.

Y llegamos a una de las dudas más recurrentes de las pacientes… ¿Qué forma elegir? Actualmente hay dos tipos de prótesis según su forma: prótesis redondas o prótesis anatómicas, de las cuales vamos a hablar en detalle.

Estas son algunas de las dudas recurrentes de las pacientes en cuanto a una cirugía de aumento de senos, pero lo más recomendable es acudir a nuestro equipo médico que resolverá estas y todas las dudas que tengas en relación a tu cirugía de mama.