PEDIR CITA
Liposucción de papada en Cliniem

Elimina la grasa localizada con la lipo de papada

¿Te gustaría ver tu rostro más definido? ¿Un cuello esbelto? La papada puede afectar a hombres y mujeres, jóvenes y adultos y no siempre es posible eliminarla a base de dieta y ejercicio físico. Pero, una vez más, la medicina y cirugía estética acuden al rescate para eliminar la grasa localizada en el cuello

Cuando pensamos en liposucción siempre viene a nuestra mente eliminar la grasa de muslos, abdomen y caderas, pero también se puede actuar sobre esa antiestética doble barbilla.

Hoy venimos de la mano de nuestro equipo médico especializado a daros todas las claves sobre la liposucción de papada: en qué consiste, el tiempo de la cirugía, sus resultados y qué riesgos entraña esta intervención.

¿Qué es la lipo de papada?

Se trata de una cirugía mínimamente invasiva con la que se elimina la grasa localizada en papada y cuello, se remodela la zona y se consigue una mejor armonía del rostro.

La cirugía de papada es una intervención que puede realizarse de manera tradicional siendo de carácter ambulatorio con anestesia local y sedación. En este caso, la grasa localizada se extrae con cánulas muy finas que no dejan cicatrices visibles.

Sin embargo, no es la única técnica de operación para quitar papada, ya que puede utilizarse también la técnica Váser. Algunos de los beneficios del Lipo Váser son que el postoperatorio es más rápido y menos molesto que la liposucción tradicional y que elimina la grasa de la zona a tratar de manera selectiva.

Con la lipo de papada podrás retirar la grasa localizada de esta zona facial.

Procedimiento para la liposucción de papada

En una primera consulta el cirujano realiza una exploración completa y se explican las distintas técnicas quirúrgicas, las opciones según el caso o la combinación de procedimientos que sean mejores.

En este momento se deben exponer al médico las expectativas que se tienen de los resultados de eliminar la grasa de la papada, para que el cirujano pueda también exponer las alternativas disponibles.

Antes de la intervención se realiza un estudio preoperatorio completo y consulta de preanestesia para comprobar que el estado de salud general es bueno para poder someterse a una operación.

Por último, se valoran las opciones entre realizar la cirugía de manera ambulatoria con anestesia local o con sedación.

Vamos a responder algunas de las preguntas que más se hacen en consulta sobre la liposucción de papada:

¿Cuánto tiempo dura la lipo de papada?

Eliminar la grasa de la papada con la técnica Váser permite que la zona se trate de manera más suave que con una lipo tradicional y su duración es de unos 45 minutos.

¿Qué riesgos tiene una lipo de papada?

Es una operación sencilla y mínimamente invasiva realizada por un médico especialista y con experiencia en esta cirugía, pero en casos aislados pueden darse los siguientes efectos: 

Inflamación leve o moderada.

Hematomas y seromas (acumulación de líquido o sangre) en el cuello (caso raro)

En casos anormales puede haber una lesión temporal de los nervios que dan sensibilidad al cuello, aunque esta se recupera rápidamente.

¿Cómo son los resultados de una lipo de papada? ¿Son definitivos?

Los resultados después de una liposucción de cuello y papada son muy satisfactorios ya que se consigue recuperar la armonía del rostro, el cuello se ve esbelto y estilizado, la línea del mentón está más marcada y el rostro recupera una apariencia más joven.

Estos resultados pueden ser definitivos si se mantiene un estilo de vida saludable con una dieta variada y equilibrada y la práctica de deporte.

¿Solo se puede lograr un cuello delgado mediante la liposucción?

Si bien es cierto que la grasa que se localiza en papada y cuello se puede prevenir con ejercicios específicos para la papada, cuando esa cantidad de grasa es abundante la combinación de deporte y dieta no será suficiente. En esos casos, recurrir a la liposucción de papada es una opción más que recomendable para conseguir ese cuello esbelto.

Postoperatorio y recuperación de la cirugía de papada

Al tratarse de una cirugía mínimamente invasiva y de corta duración, el dolor experimentado tras la intervención es mínimo y en la mayoría de casos los pacientes se reincorporan a su vida laboral 1 o 2 días después de la operación. Esto suele depender más de los hematomas o moretones que hayan podido aparecer que de las molestias en sí mismas.

Después de la cirugía se debe llevar una faja mentonera durante unos días. Esta prenda de compresión ayuda a la barbilla a ajustarse a su nueva forma. Es muy importante llevarla el tiempo que indique el cirujano, ya que asegura el mejor resultado posible tras la intervención. Lo más habitual es que debas usarla cada noche para dormir durante un mínimo de una semana.

A partir de la segunda semana después de la intervención se pueden retomar las actividades normales sin realizar grandes esfuerzos físicos.

El médico pautará una serie de medicamentos (antibióticos, antiinflamatorios y analgésicos) que deben tomarse en las dosis y horas indicadas.

A la hora de dormir es conveniente que lo hagas boca arriba, con la cabeza más elevada que el resto del cuerpo durante unas dos semanas tras la cirugía. 

Y, por supuesto, es esencial acudir a todas las citas de control programadas para comprobar que el procedimiento es satisfactorio y que la recuperación marcha correctamente.

¿Te interesa la liposucción de papada? Nuestro equipo médico especializado en Cliniem puede dar respuesta a estas y otras preguntas que tengas respecto al procedimiento. Pide cita y no te quedes con las dudas.