PEDIR CITA
Mamoplastia de reducción de pecho en Cliniem

Mamoplastia de reducción, ¿en qué consiste esta cirugía mamaria?

Dentro del mundo de la cirugía corporal existen cientos de métodos y técnicas que nos ayudan a remodelar nuestra figura. Aun así, esta especialidad médica tiene tratamientos que destacan sobre los demás. Por regla general, todos aquellos que están relacionados con el pecho de la mujer son los favoritos de las clientas del sector femenino.

Desde los inicios de la cirugía estética, el aumento de pecho ha sido el procedimiento quirúrgico estético por excelencia. Sin embargo, la mamoplastia de reducción está logrando quitarle el puesto número uno al que, hasta ahora, era considerado el más demandado.

Aunque el cuerpo de la mujer tiene muchas zonas que le hacen ser inigualable, los senos suelen ser lo que más destacan. Cada mujer es un mundo y lo mismo ocurre con los pechos, ya que no existen dos iguales

Por este motivo, sentirnos a gusto tanto con su tamaño como con su forma nos ayudará a sentirnos orgullosas y felices con nuestra figura.

Qué es una mamoplastia de reducción

En Cliniem tenemos una gran experiencia en tratamientos de cirugía de pecho. No solamente hemos realizado cientos de aumentos de senos, sino que también nos precede nuestra habilidad en mastopexia y remodelación de mama tuberosa.

Hoy en día, la reducción de pecho entre las famosas es tendencia. Existen muchas mujeres que han decidido dar el paso y someterse a una operación para poder disminuir el tamaño de sus senos.

En eso consiste la mamoplastia de reducción, en reducir el tamaño de las mamas. Además de empequeñecer los bustos, con esta técnica también se puede mejorar su forma y aspecto.

Además de conseguir un tamaño totalmente adaptado a ti y a tu cuerpo, este método quirúrgico te ayudará a tonificar tus pechos y remodelarlos según tus gustos y necesidades. 

En la cita de valoración gratuita que tenemos en Cliniem antes de cualquier operación, la paciente podrá explicar a nuestros cirujanos qué resultado es el que desea obtener. Estamos seguros de que la amplia experiencia del equipo de médicos que forma nuestra clínica de reducción de pecho te ayudará a cumplir tu sueño.

Beneficios de la reducción de pecho

Una reducción de pecho puede ser muy beneficiosa para todas aquellas mujeres que sufren problemas de salud provocados por sus mamas.

Muchas de ellas sufren problemas de espalda y de cervicales. Soportar un exagerado volumen en esta zona incita a que la espalda se curve y, de ahí, la tendencia a sacar chepa. Además, todo lo mencionado con anterioridad puede llegar a crear incluso dolores de cuello y de cabeza.

Los problemas físicos no son lo único que pueden desencadenar unas mamas grandes. Sentirse a disgusto con la forma y tamaño de los pechos puede reflejarse en una baja autoestima en mujeres.

Sentirse realizada es uno de los objetivos principales de todo el reino femenino. Por lo tanto, que exista la posibilidad de no poder llegar a realizar actividades por tener limitación física por el peso de los senos es un grave problema.

Una reducción de pecho puede poner fin a todo lo dicho con anterioridad. Por lo tanto, una vez más, podemos decir que la cirugía estética es una de nuestras mayores aliadas. 

Operatorio y postoperatorio de una mamoplastia de reducción

Este tipo de cirugías de disminución de las mamas dura alrededor de dos o tres horas, dependiendo de cada caso. Es muy importante tener claro que la anestesia utilizada en esta técnica es general y que requiere un ingreso hospitalario de no más de 24 horas.

Tras la valoración sin coste previa a la operación, los cirujanos de Cliniem ya sabrán cuáles son las expectativas de nuestras pacientes. El tamaño final de los pechos que se haya elegido y la forma deseada de las mamas es una prioridad para nuestros médicos. 

El postoperatorio de cualquier tipo de operación de pecho es bastante similar. Los pasos a seguir después de una mamoplastia de reducción no son demasiado complicados. Tras 72 horas estarás casi lista para comenzar de nuevo a recuperar tu vida y tu actividad habitual

La mayor parte de las molestias serán controladas a base de medicamentos prescritos por nuestros cirujanos. Los primeros días será necesario mantener el vendaje inicial pero, después, estas vendas serán sustituidas por un sujetador especial. Este sujetador se tendrá que llevar, al menos, durante el primer mes. Es cierto que si se aumenta el tiempo de su uso te afianzas mejores resultados.

Si necesitas saber cómo serán los resultados te podemos asegurar que serán permanentes y que superarán tus expectativas.

¿Quieres saber si eres la candidata perfecta para una reducción de pecho? ¡No dudes en contactar con Cliniem! Nuestra amplia experiencia en los diversos tratamientos de mamoplastia hace que seamos los mejores del sector. Deja que seamos fieles a nuestra palabra y que te ayudemos a alcanzar la mejor versión de ti misma.