PEDIR CITA
cuidados y postoperatorio liposución papada

Cuidados y postoperatorio de la liposucción de papada

Los avances en medicina estética y cirugía plástica nos permiten hoy en día mejorar aquellas partes de nuestro cuerpo que por uno u otro motivo no nos dejan sentirnos del todo bien con nuestro aspecto físico.

Una de las cirugías más demandadas es la liposucción y, en el caso que nos ocupa hoy, con una intervención muy sencilla se elimina la grasa localizada con la lipo de papada.

En consulta siempre se quiere saber cómo es la recuperación y qué cuidados se deben llevar a cabo durante el postoperatorio de liposucción de papada, por lo que hemos consultado a nuestro equipo médico especializado de Cliniem para exponeros los puntos más importantes en este post.

¿Cómo es la liposucción de papada?

Esta cirugía es, como decíamos, muy sencilla de realizar y se lleva a cabo en poco tiempo, apenas 1 hora, bajo anestesia local o sedación según las necesidades específicas de cada paciente.

Se realiza una pequeña incisión, la cual queda oculta en el pliegue del mentón, y con unas cánulas muy finas se extrae la grasa sobrante de cuello y papada

El resultado es un rostro más armonioso, con la mandíbula y el mentón más definidos y se consigue una apariencia rejuvenecida y más fina, como si se hubiera perdido peso.

Tras la intervención se coloca un vendaje para mantener la zona con cierta compresión y evitar la aparición de hematomas y reducir la posibilidad de inflamación.

Cuidados y postoperatorio de la liposucción de papada

Ya hemos visto que la liposucción de papada es una intervención muy fácil y ahora entramos de lleno en cómo es el postoperatorio de esta cirugía tan demandada.

En el postoperatorio de la lipo de papada puede haber ligeras molestias que se controlan con la medicación que pauta el cirujano, analgésicos, y que debe tomarse según sus indicaciones para evitarlas. Lo más habitual es que el paciente pueda incorporarse a la vida laboral a los pocos días tras la intervención.

Pueden aparecer hematomas y cierta inflamación en la zona los cuales suelen desaparecer pasados 10-14 días desde el procedimiento.

Por lo general, los puntos de las incisiones se retiran a la semana de haberse realizado la liposucción de papada, aunque cada paciente tiene sus tiempos y puede que el proceso de cicatrización dure algún día más. Confía en tu cirujano, él sabrá cuándo es el momento perfecto para retirar los puntos de sutura.

Es importante, tanto antes de la intervención como después, no fumar ni consumir bebidas alcohólicas ya que pueden afectar a la cicatrización y circulación sanguínea complicando el postoperatorio.

También se debe evitar exponerse al sol de manera directa, al menos durante el primer mes y después aplicar un buen fotoprotector para proteger la cicatriz.

Hay otra serie de recomendaciones a tener en cuenta:

Tras la retirada del vendaje, hay que llevar puesta una banda de compresión o mentonera que ayuda a que la barbilla se ajuste a su nueva forma, asegurando el mejor resultado posible tras la cirugía. Se debe llevar al menos los 15 días siguientes a la intervención, aunque tu médico te indicará el momento en que puedes dejar de llevarla según tu caso específico.

Es aconsejable seguir una dieta blanda los primeros días para no forzar la zona masticando. Después se puede volver a la alimentación normal, la cual debe ser saludable y variada.

Guardar reposo en casa de 2 a 5 días.

Evitar estar acostado cuando no se esté durmiendo y la primera semana se recomienda hacerlo con la almohada elevada.

No se debe levantar grandes pesos ni realizar actividades físicas intensas por lo menos durante la primera semana. Sí se puede caminar, ya que ayuda a la circulación y a que baje la inflamación. Actividades como correr y otros ejercicios de no contacto se pueden retomar a partir de 2 semanas después de la intervención y a partir del mes, aproximadamente, se puede volver a practicar deporte más intenso. Se debe tener cuidado de no sufrir golpes en el rostro.

Y la más importante de todas las recomendaciones es acudir a todas las citas programadas por el equipo médico para asegurarse de que el postoperatorio se desarrolla correctamente y que los resultados sean óptimos.

Resultados de la lipo de papada

Los resultados se ven al poco tiempo de la intervención y son de larga duración, ya que depende de los hábitos de cada paciente el no subir de peso. Se debe mantener una dieta sana y variada y un estilo de vida activo y saludable, ya que si se sube de peso la papada puede reaparecer.

En conclusión, la liposucción de papada es una cirugía muy sencilla y efectiva y si se siguen las recomendaciones que da el cirujano para la recuperación los resultados son efectivos y duraderos.

¿Tienes alguna cuestión que no hayamos resuelto? No lo dudes y pide una cita con nuestro equipo médico especializado en Cliniem, ellos te darán respuesta a todas las preguntas que tengas sobre la liposucción de papada.