PEDIR CITA
tipos de grasa corporal

Tipos de grasa corporal

Combatir la grasa de nuestro cuerpo es una lucha continua y aunque es indispensable para el buen funcionamiento del organismo que esta se acumule, es importante que sea en un porcentaje moderado.

Se estima que en los hombres debería estar en torno a un 3% y en las mujeres dentro del rango del 8 al 12%, siendo una cantidad necesaria para sobrevivir.

Hoy venimos a hablaros sobre la importancia de la grasa corporal, sus tipos y, por supuesto, cómo eliminar el exceso para tener un cuerpo más sano.

¿Por qué es importante la grasa corporal para la salud?

La grasa tiene un papel de reserva energética, es decir, esos cúmulos de grasa de los flancos, cartucheras o abdomen son nuestro reservorio de energía principal. 

Cuando nos alimentamos el organismo primero consume los hidratos de carbono, después las proteínas y, finalmente, las grasas. Por ello cuando ingerimos más calorías de las que consumimos estas se convierten en grasas que se acumulan en esos reservorios.

El cuerpo sigue su instinto básico de supervivencia y por ello almacena esta grasa impidiendo que se queme con las actividades diarias, la aísla del resto del organismo para que el flujo sanguíneo no la arrastre.

Tipos de grasa corporal según su localización

Podemos distinguir 3 tipos de grasa en función de dónde se acumule:

  1. Grasa dura o visceral

Este tipo de grasa es la más dañina, ya que se acumula alrededor de los órganos abdominales y se asocia con patologías como el colesterol malo, el aumento de la presión arterial y la hipertensión. También puede afectar al metabolismo del azúcar fomentando la diabetes. Suele ser más frecuente en hombres que en mujeres y es la más complicada de eliminar.

  1. Grasa blanda o subcutánea

El tejido adiposo subcutáneo se encuentra por debajo de la piel, en una zona más superficial del cuerpo. Es menos perjudicial que la grasa visceral y más fácil de eliminar. Este tipo de grasa tiene un porcentaje más elevado en mujeres que en hombres ya que el cuerpo femenino tiende a acumularla en función de un posible embarazo y lactancia. Se suele acumular en caderas y glúteos, lo cual es preferible antes que en la zona abdominal dado que la que se retiene en esa zona es de tipo duro, más perjudicial y complicada de eliminar.

  1. Grasa intermuscular

Esta se encuentra entre las fibras de los músculos y en una cantidad muy reducida si se compara con las grasas subcutánea y visceral. A lo largo de los años va aumentando, independientemente de si eres hombre o mujer. A no ser que cause alguna patología no es necesario eliminarla.

Tipos de grasa corporal según su función

Si tenemos en cuenta las funciones del tejido adiposo podemos diferenciar 3 clases:

  1. Grasa parda

Su función es termogenética, es decir, genera calor y por ello es muy abundante en los recién nacidos llegando a ser hasta un 5% del peso total de la grasa del bebé. Principalmente es visceral y su porcentaje va reduciéndose a medida que crecemos. Se localiza ante todo alrededor de las arterias renales, las carótidas, del tiroides y en la zona axilar.

  1. Grasa blanca

Abarca la mayor parte del tejido adiposo y es un reservorio de energía. El cuerpo la utiliza como “combustible” y se acumula en zonas superficiales del cuerpo. Es más común en mujeres que en hombres.

  1. Grasa beige

Este tipo de grasa está entre los dos tipos anteriores siendo más cercana la grasa parda, por lo que ayudaría a quemar energía en lugar de almacenarla.

¿Cómo eliminar la grasa corporal?

Mantener la grasa corporal a raya en un porcentaje óptimo no es fácil ya que requiere esfuerzo y perseverancia. Es primordial seguir una dieta sana y equilibrada y, por supuesto, hacer deporte.

El ejercicio más recomendado es el de alta intensidad en el que se quema mucha energía, ya que no hay que centrarse únicamente en la zona “problemática” sino trabajar todo el cuerpo para eliminar la grasa corporal en un porcentaje más elevado. 

Sin embargo, hacer mucho deporte descuidando la alimentación tampoco sirve de nada. Tanto si queremos eliminar grasa visceral como grasa blanda hay que seguir unos hábitos saludables: suprimir el consumo de alcohol, disminuir el azúcar de nuestra dieta y aumentar la ingesta de frutas y verduras

La constancia es imprescindible, ya que los resultados no llegan de un día para otro, por ello hay que ser firme y seguir los entrenamientos y cuidar la dieta.

Y si estos métodos no son suficientes, la cirugía estética hoy en día ofrece tratamientos mediante los cuales se puede eliminar la grasa localizada en poco tiempo y con resultados duraderos siempre que cuides la alimentación y realices actividades físicas. 

Con el Lipo Vaser se puede extraer la grasa acumulada y remodelar la figura y si se siguen correctamente los cuidados tras el postoperatorio del Lipo Váser los resultados serán duraderos en el tiempo.

¿Quieres saber más sobre la grasa corporal y cómo eliminarla? Pide una cita de valoración gratuita con nuestro equipo médico especializado en Cliniem, responderán todas tus preguntas y te aconsejarán sobre el método que mejor se adapta a tu caso concreto.