PEDIR CITA
Postoperatorio Lipo Vaser en Cliniem

Cuidados tras el postoperatorio del Lipo Vaser

¿Quién quiere lucir unos abdominales envidiables? La cirugía de moda es el Lipo Vaser, una técnica revolucionaria que mediante una tecnología de ultrasonidos rompe los adipocitos de manera que el cirujano pueda extraer la grasa localizada sin dañar el tejido sano.

Aunque lo primero que nos preguntemos sea ¿cómo conseguir unos abdominales perfectos? siempre hay muchas dudas que resolver sobre una intervención quirúrgica y hoy venimos a hablaros sobre cómo es la recuperación y el postoperatorio del Lipo Vaser.

Postoperatorio Lipo Vaser

Como ya hemos visto, este procedimiento de eliminación de grasa es muy selectivo y mínimamente invasivo, lo que se traduce en que los resultados se consiguen de manera más sencilla y menos traumática para el cuerpo.

La grasa se aspira de manera selectiva y como se ha tratado previamente con ultrasonidos puede extraerse sin dañar otros tejidos ni los vasos sanguíneos que están en las zonas que se desean tratar.

Todo esto da como resultado un menor número de hematomas y una menor pérdida de sangre durante la intervención. Por tanto, la recuperación es mucho más rápida y, habitualmente, el paciente puede retomar su vida cotidiana en menos de 48 horas después de la cirugía.

Tras la cirugía suele ser necesario quedarse ingresado en el hospital donde será cuidado por el personal sanitario hasta recibir el alta. ¿Y una vez estemos en casa? Bien, hay una serie de recomendaciones a seguir para que el postoperatorio marche a la perfección:

Guardar reposo absoluto las primeras 24 horas.

Para evitar que el paciente sufra molestias es recomendable que durante las primeras 24 horas tras la cirugía se guarde reposo absoluto.

Pasado ese primer día, y siempre que el paciente se encuentre bien, puede empezar a hacer algo de ejercicio físico suave, como por ejemplo dar pequeños paseos que ayuden a estirar los músculos y activar la circulación sanguínea.

Tomar la medicación pautada.

Es importante tomar la medicación que haya pautado el médico para evitar molestias por dolor, reducir la inflamación o tomar antibióticos para prevenir posibles infecciones.

Duchas con agua fría.

Es aconsejable no utilizar agua caliente cuando te duches, como mucho agua tibia. Y es mejor una ducha que un baño.

Uso de una faja postoperatoria.

Al finalizar la cirugía se colocará una faja de compresión y no debes retirarla por iniciativa propia. ¿Cuánto tiempo hay que llevar la faja? Lo más habitual es que la faja se lleve durante unas 4 semanas por lo menos, aunque cada paciente tiene sus propios tiempos y nuestro equipo médico especializado te dará las pautas concretas a tus circunstancias.

Su uso es esencial para conseguir los resultados deseados, además, cumplen con la función de controlar la inflamación de la zona tratada y favorecen una correcta circulación sanguínea. 

Masajes de drenaje linfático.

Resulta muy interesante realizar este tipo de masajes tras una cirugía, ya que favorecen la eliminación de líquidos retenidos en el organismo y así se puede reducir el tiempo de recuperación y desinflamar la zona. Además previenen la aparición de nódulos de fibrosis en la zona tratada.

Es recomendable que se realicen en las primeras dos semanas después de la intervención y se llevarán a cabo tantas sesiones como necesite el paciente. El equipo médico indicará cuántas sesiones cree necesarias según el caso particular.

Cuida la alimentación.

Es fundamental ingerir líquidos en abundancia y llevar una dieta ligera y variada que aporte los nutrientes necesarios.

Revisiones clínicas.

Es muy importante no saltarse las revisiones que indique el equipo médico para comprobar que el estado de salud del paciente es bueno y controlar el progreso de los resultados de la cirugía.

Exposición al sol.

Se aconseja evitar lo máximo posible exponer al sol la zona tratada para evitar pigmentaciones en la piel y cuando lo hagas recuerda utilizar un protector solar con un factor de protección total.

Vuelta al gimnasio.

En la primera semana después de la intervención Vaser se pueden retomar rutinas físicas de bajo esfuerzo. Para realizar actividades de alta intensidad, como el Crossfit, deberás esperar hasta la segunda o tercera semana. De todas maneras, pregunta a tu cirujano en consulta si puedes retomar tus actividades deportivas para que no haya ningún perjuicio en tu postoperatorio.

Evita el tabaco y el alcohol.

Si eres fumador, es recomendable abandonar ese hábito al menos 2 semanas antes de la intervención y otras 2 o 3 semanas después de la cirugía, ya que la nicotina dificulta la cicatrización.

En cuanto al alcohol, nuestro equipo médico aconseja no consumirlo en la semana anterior a la cirugía y al menos durante las dos semanas siguientes, ya que puede restar efectividad a los medicamentos, resecar la piel y provocar una mayor inflamación. 

¿Cuánto dura el postoperatorio y los cuidados del Lipo Vaser?

Aunque cada paciente tiene sus propios tiempos de curación, lo más habitual es que una semana después de la cirugía pueda incorporarse a su vida cotidiana si bien el uso de la faja será de unas 4 semanas y los resultados definitivos no se verán hasta que la zona esté completamente desinflamada.

Si quieres saberlo todo sobre los beneficios del Lipo Vaser no dudes en concertar una cita con nuestro equipo médico especializado en esta técnica y acude a Cliniem para que resuelvan todas las preguntas que tengas sobre esta técnica y sus resultados.