PEDIR CITA
Diferencias entre lipoescultura y liposucción

Diferencias entre lipoescultura y liposucción

A menudo es fácil caer en la confusión entre los términos lipoescultura y liposucción dado que se utilizan de forma indistinta y es común verlos entremezclados de manera confusa cuando se busca información relativa a la eliminación de grasa.

Por ello, nos hemos reunido con nuestro equipo médico especializado de Cliniem para explicaros las diferencias existentes entre liposucción y lipoescultura.

¿Qué es una liposucción?

Antes de nada, vamos a explicar en qué consiste esta demandada intervención quirúrgica: una liposucción es todo procedimiento en el que se licúa la grasa localizada y después se extrae del cuerpo succionándola.

Esta definición es válida tanto para la liposucción clásica, en la que se disuelve la grasa y después se absorbe con la ayuda de unas cánulas que se introducen en la zona a tratar. 

Y también sirve a la hora de hablar de técnicas más avanzadas para la eliminación de la grasa localizada como pueden ser la lipoláser o el Lipo Vaser, si bien hay que tener en cuenta las diferencias entre liposucción y lipo vaser.

En pocas palabras, una liposucción es toda intervención en la que se extrae grasa localizada del cuerpo mediante succión.

¿Qué es exactamente una lipoescultura?

Por su parte, la lipoescultura se refiere a un conjunto de métodos enfocados a moldear la figura empleando la propia grasa de la persona.

En la mayoría de los casos, la lipoescultura supone realizar en primera instancia una liposucción para obtener grasa corporal que después se utilizará para dar forma a otras zonas del cuerpo, lo que se conoce como lipotransferencia, aunque no siempre es necesario realizar este segundo paso en la cirugía..

En definitiva, al realizar una lipoescultura no solo se extrae el exceso de grasa corporal sino que también se utiliza para remodelar la figura del cuerpo.

¿Qué diferencias existen entre lipoescultura y liposucción?

Ahora que tenemos claras las definiciones de ambas intervenciones vamos a ver cuáles son las diferencias que existen entre ellas. 

Como acabamos de ver la principal diferencia entre liposucción y lipoescultura es que la primera de ellas se utiliza únicamente para eliminar el exceso de grasa en el cuerpo y, en cambio, la segunda emplea esa grasa sobrante para remodelar la figura y el contorno del cuerpo.

Como es obvio, esta diferencia hace que las técnicas y métodos utilizados sean distintos según la intervención que se lleve a cabo. En el caso de la lipoescultura, generalmente se utiliza un instrumental más fino y preciso. Las cánulas que se utilizan en esta cirugía son especiales, ya que absorben la grasa de manera más suave para que las células adiposas puedan reutilizarse en otra parte del cuerpo.

¿Los objetivos de la lipoescultura y la liposucción son diferentes?

Definitivamente, sí. Ambos procedimientos son distintos y persiguen unos resultados diferentes.

Por una parte, con la liposucción lo que se pretende es eliminar los cúmulos de grasa localizada que no se consigue con otros tratamientos. Las zonas que se suelen tratar son el abdomen, los muslos o los flancos.

Por otro lado, el objetivo principal de la lipoescultura es moldear el cuerpo aunque también se extraiga la grasa acumulada, ya que su fin es emplearla para dar forma a otras zonas del cuerpo y de esta manera conseguir una figura más armónica.

Diferencias en el postoperatorio de lipoescultura y liposucción

El postoperatorio es muy similar para ambas cirugías pudiendo existir molestias en las zonas tratadas.

Las partes del cuerpo en las que se transfiere la grasa previamente aspirada pueden inflamarse y presentar hematomas que desaparecen en unos días.

Sin embargo, sí que hay recomendaciones diferentes, por ejemplo las zonas de las que se ha extraído grasa precisan llevar una prenda de compresión y las partes donde se ha injertado la grasa es aconsejable no comprimirlas.

¿Cómo saber qué cirugía es más conveniente: lipoescultura o liposucción?

Como ya hemos visto en este post la lipoescultura y la liposucción persiguen objetivos bien diferentes entre sí, por lo que, lo primero que debes hacer es tener claro cuál es el resultado que buscas a la hora de someterte a una de estas intervenciones.

Si tienes una figura bien definida pero en algunas zonas tienes cúmulos de grasa que no logras eliminar ni con dieta ni con ejercicio puedes optar por la liposucción o por su versión más avanzada: el Lipo Vaser.

Si por el contrario tienes zonas de tu cuerpo en las que no consigues que aumente su volumen con ejercicio físico la mejor opción sería la lipoescultura.

No obstante, la manera óptima de decidir qué tipo de cirugía es la que mejor se adapta a tus deseos y que te ofrezca unos resultados excelentes es ponerte en manos de un médico especialista. Por ello te invitamos a que pidas tu cita de valoración gratuita con nuestro equipo médico especializado de Cliniem, ellos resolverán todas tus dudas al respecto.